Amiga 500 en toda su gloria

Desde hace unos años hacia acá estamos viviendo todo un culto a lo retro –y particularmente a lo ochentero- que nos está llevando a recuperar la tecnología de antaño de un modo muy nostálgico. Los ordenadores de hace más o menos tres décadas se han convertido en buena medida en protagonistas de ese revival y Amiga 500 no podía ser menos.

Christian Stefansen es un investigador que trabaja para Google y que ha desarrollado un emulador de Amiga 500 totalmente funcional desde Google Chrome. Al lanzarlo en este navegador uno no puede más que exclamar más que un ¡Viva el pixel!. Volverás casi 30 años atrás, viviendo en tus carnes la velocidad de la ejecución de sus procesos o el entonces avanzado aspecto gráfico.

Emular Amiga en PC manteniendo la esencia original

Precisamente los gráficos de Amiga 500 así como su sistema de sonido fueron en gran parte los artífices del éxito de este ordenador personal que se comercializó entre 1987 y 1991. Aunque es cierto que ya existen otros emuladores para la entrañable máquina de Commodore, lo que Stefansen ha conseguido es que sin complicaciones podamos volver a disfrutar de esta máquina en toda su esencia desde Google Chrome.

No, no se trata de una cuestión de altruismo

Stefansen no ha desarrollado este emulador de manera altruista. Más bien ha sido en el marco de su trabajo en Google, tal y como recoge The Register :

El código del emulador está basado en Universal Amiga Emulator que es de unas cuatrocientas mil líneas de código C. Google frece un cliente nativo compilado como un sandbox en C++ en el navegador de manera eficiente y segura.

Stefansen sin duda ha pensado que portar el emulador de Amiga al navegador ha sido la mejor manera de demostrar que PNaCl, el sandboxing de Google, funciona y de paso cautiva a los más nostálgicos. En él encontraremos demos de juegos así como otras utilidades.

El emulador de Amiga 500 viene con demos y distintas utilidadesEl emulador de Amiga 500 viene con demos y distintas utilidades

Si decides meterle mano al emulador disfrutarás como un niño con sus gráficos de baja resolución en los que casi puedes contar todos sus píxeles, por no hablar de la lenta velocidad con la que ejecuta sus procesos.

Aunque la criatura de Stefansen es totalmente funcional desde el navegador ofrece también posibilidades como la de habilitar gamepads o habilitar emuladores de discos flexibles (descargando Amiga Forever Essentials, disponible en la misma web del emulador). Así que ya sabes, que si eras un afortunado poseedor de un Amiga 500 y todavía guardas por ahí los discos nunca es tarde para seguir dándoles una vida.

Puedes probarlo en todo su esplendor desde aquí.

Chapuisat editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?