Asfalto

Ya hemos oído en otras ocasiones historias de ayuntamientos que se deciden a ofrecer conexión WiFi gratuita a través de teléfonos públicos, o de “puntos calientes” en una ciudad donde nos podemos conectar a una red inalámbrica. La empresa Virgin, sin embargo, ha creado una forma de conectarnos a las WiFi públicas novedosa que, por desgracia, muchos no llegaremos a ver en nuestras ciudades.

Virgin anunció el jueves su primer despliegue de Smart WiFi Pavement, o dicho de otra manera, puntos de acceso WiFi embebidos en pozos de registro. Para quienes no lo sepan, un pozo de registro es una arqueta como cualquiera de las que se puede ver en las aceras de las calles, solo que en este caso se trata de una que puede ser visitada para inspecciones y que tiene más de metro y medio de profundidad.

En Virgin comentan que estos puntos de acceso subterráneos están colocados bajo una cobertura de resina especial que evitará que los dispositivos se dañen con el agua cuando llueva. Según hemos podido leer en Digital Trends, la red ofrecerá puntos de acceso a prueba de lluvia usando una mezcla de la última tecnología de fibra óptica y tecnología DOCSIS 3, lo que permitirá establecer conexiones con un ancho de banda de hasta 160 Mbps.

El Reino Unido será pionero

Virgin llevará este servicio para su primera prueba de fuego al Reino Unido, más en concreto a la ciudad de Chesham, donde estará disponible para las personas y los negocios en el área del centro. La red puede conseguir velocidades de transmisión máximas de 166 Mbps, aunque si el servicio se convierte en algo popular será difícil que nadie llegue a tales velocidades jamás. En Virgin también han comentado que en sus teléfonos públicos se pueden generar señales con un radio de acción de 80 metros por punto de acceso, con lo que parece que la cobertura del servicio será bastante fuerte.

Es necesario mejorar las conexiones en los espacios públicosEs necesario mejorar las conexiones en los espacios públicos

Cualquier persona que se encuentre en el área de acción de la red y quiera conectarse, sólo tendrá que abrir sus ajustes de WiFi y conectarse a “Virgin Media WiFi”. Si tienes curiosidad por saber más acerca de este anuncio, puedes consultar la nota de prensa de Virgin al respecto.

¿Y a España cómo le va?

En España el asunto de las WiFi públicas, como casi todo lo que se hace en este país, sigue estando por debajo de los niveles europeos. Sí, algunos lugares como parques, bibliotecas y plazas públicas tienen un punto de acceso WiFi gratuito, pero tiene sus limitaciones: el Ayuntamiento debe registrarse como operador para poder ofrecer este servicio y se deben cumplir ciertas condiciones para que el servicio sea gratuito. Esto quiere decir que si la financiación es pública y no se hace pagar a los vecinos por usarlo sólo se podrá alcanzar una velocidad máxima de 256 Kbps, lo que contrasta con los 160 Mbps de la tecnología DOCSIS 3 que van a disfrutar en Chesham.

Si te interesa puedes encontrar en este enlace una lista de ayuntamientos españoles que ofrecen WiFi, aunque al final como usuario te seguirá saliendo más a cuenta usar la red de tu casa en lugar de una pública.

La estafa de Gowex

Si consultas el enlace anterior verás que se hacen referencias a Gowex como una forma fiable de encontrar puntos de acceso WiFi gratuitos. Como seguramente ya sabrás, lo de Gowex fue una estafa multimillonaria perpetrada por su consejero delegado, Jenaro García -el artículo es anterior a que se supiese esto-. Empecemos por el principio...

Gowex, especialistas en vender humoGowex, especialistas en vender humo / Red.es editada con licencia CC 2.0

Gowex nació en 1999, y desde un primer momento la empresa se enfocó al nivel tecnológico. García tuvo claro lo que quería que Gowex fuese en 2004, y salió a bolsa en 2010. Para esta salida a bolsa se falseó la contabilidad de la empresa, y se siguió haciendo hasta que la consultora estadounidense Gotham City destapó el engaño en 2014.

Según Gotham, Gowex no tenía los ingresos que decía tener, los contratos firmados con ciudades como Nueva York o San Francisco para ofrecer WiFi no eran del alcance que afirmaba la compañía y el número de clientes y accesos WiFi en el mundo que aseguraba tener eran mucho menores. Jenaro García admitió después de de dimitir que había falseado las cuentas de al menos los últimos cuatro años de actividad de la empresa.

Lo que Virgin ofrece con Smart WiFi Pavement no parece ser una venta de humo, y al menos por ahora van a concentrar sus esfuerzos en una sola ciudad hasta que, imaginamos, comprueben que todo funciona como es debido y el servicio que se otorga a los usuarios es el adecuado.

No obstante y ya para terminar, la idea de Virgin es sumamente innovadora y esperamos que alguien se decida a adoptarla aquí, ya que mejoraría con mucho la calidad de las redes WiFi públicas españolas.

T-Bowie editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?