Xbox Video, la app nativa de Windows 8.1 que ya soporta MKV

Desde hoy mismo el sistema operativo de Microsoft ya es compatible de manera nativa con archivos de vídeo en formato MKV. Así se desprende de la última actualización de la aplicación Xbox Video preinstalada por defecto en Windows 8.1, que según su changelog ahora será capaz de reproducir vídeos con extensión .mkv.

Los MKV son archivos de vídeo pertenecientes al contenedor multimedia Matroska, un estándar de código abierto que agrupa en un mismo paquete audio, vídeo y subtítulos, que se ha hecho muy popular gracias a la proliferación de las redes BitTorrent y otros sitios de descargas de contenidos audiovisuales.

Aunque pueda suponer un importante paso adelante en el campo de la reproducción de vídeo en Windows, la novedad no pilla a nadie por sorpresa. A principios de este año ya se introdujo la compatibilidad del formato de vídeo del contenedor Matroska con la consola Xbox One y por todos es sabido que Windows 10 Technical Preview ya soporta este formato.

Parece ser que desde Microsoft no han querido esperar al lanzamiento oficial de Windows 10, previsto para el año que viene, para implementar soporte nativo para uno de los contenedores de vídeo más populares.

¿Qué me puede suponer esta compatibilidad con archivos MKV?

A efectos prácticos, para el usuario de a pie no le supone prácticamente nada más allá de no tener que recurrir a programas no nativos de Windows. Hasta esta actualización, si un usuario quería reproducir archivos MKV desde su Windows 8.1, no tenía más remedio que hacerse con aplicaciones desarrolladas por terceros, como puede ser el caso de VLC.

Por otro lado, el movimiento de Microsoft sí parece otorgarle algo más de legitimidad a un formato de archivo al que siempre se le había relacionado con el tema del pirateo de películas y demás contenidos que se pueden obtener de forma ilegal.

Aún quedan detalles por pulir

Pero no todas son buenas noticias. Mientras sí es cierto que la apertura de Windows a los archivos MKV supone un gran avance, también cabe recalcar que de momento la reproducción de vídeos seguirá estando limitada por la compatibilidad de los codecs del sistema operativo, algo que Microsoft deberá solucionar en un futuro cercano.

Aún así, se trata de un primer paso digno de destacar por parte de Microsoft, que ha visto como se convertía prácticamente en una obligación añadir soporte para uno de los formatos que más fuerte viene pegando.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?