Ballantine’s es una marca de whisky escocés fabricado por la empresa británica Chivas Brothers

¿Te imaginas cómo sería tu vida si pasaras unos meses en el espacio? Dormir, comer, tomar una ducha o ir al WC son acciones comunes que se vuelven un poco más complicadas debido a la ausencia de gravedad. Eso sí, disfrutar de un buen whisky será posible gracias a Ballantine's.

Esta marca de whisky escocés quiere asegurarse de que cualquier persona, aunque esté en el espacio con gravedad cero, pueda saborear su extraordinaria bebida. Para ello, ha diseñado un vaso que incorpora piezas fabricadas mediante impresión 3D. Por una parte, una base convexa fabricada en material plástico y una espiral de oro rosa que permite cambiar la tensión superficial del líquido de forma que quede en el fondo del vaso.

El whisky se canaliza mediante la espiral hasta una boquilla, también fabricada en oro rosa, donde permanece hasta que se toma un sorbo. En la parte superior del vaso se instala una cubierta transparente que permite observar la bebida.

Lee también: Bartesian, una suerte de máquina Nespresso para amantes de los cócteles

El llamado Space Glass de Ballantine's ha sido probado en Bremen (Alemania), en las instalaciones del Centro de Tecnología Espacial y Microgravedad. Allí, se aprovecharon los 146 metros de altura de la Torre ZARM (o Fallturm como también se conoce) para lanzar el vaso de whisky y filmar su caída. Esta torre es usada por los científicos para arrojar objetos, ya que permite simular las condiciones de microgravedad de la ISS (International Space Station) durante los 4,7 segundos que dura la caída.

Proyecto Space Glass: test de microgravedad

En la Estación Espacial Internacional no se permite beber alcohol. Sin embargo, la gente de Ballantine's ha querido adelantarse al futuro. En previsión de la alta demanda que tendrá el turismo espacial ha diseñado el mejor vaso de whisky para beber en ausencia de gravedad. Aunque para el investigador de la Open Space Agency James Parr (que ha liderado el diseño y la fabricación de este proyecto) este hecho muestra algo más significativo:

Existe una categoría de personas, a las que llaman astroprendedores, que están creando empresas y servicios para el espacio. El vaso espacial es un símbolo de esta nueva frontera.

El futuro de la humanidad está ligado a los viajes espaciales. No podremos habitar la Tierra por siempre. Poder degustar un buen whisky, estemos donde estemos incluso en condiciones de microgravedad en el espacio, hará que siempre llevemos un pedacito de nuestro planeta con nosotros.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?