Cómo funcionará Apple Pay en nuestro iPhone y Apple Watch

Tras la más que decepcionante KeyNote de Apple, con problemas de streaming incluídos, en el que las presentaciones realizadas no colmaron las expectativas ni de los más acérrimos seguidores de la marca de la manzana, quizás lo más destacable con lo que nos podamos quedar es el anuncio de nuevo sistema de pago contactless de Apple, bautizado como Apple Pay.

Como ya anunciamos el día de su presentación, este sistema de pago, que pretende ser una especie de monedero móvil que le haría la competencia a Google Wallet o PayPal, estará disponible a partir de octubre en EE.UU., y podrá utilizarse en más de 22.000 comercios, incluyendo McDonalds (pagar un Happy Meal de 3€ con un iPhone de 999€ deber ser el no va más) o Disney, o incluso en servicios online como Uber o Groupon. También podrá usarse para realizar compras dentro de aplicaciones.

Configuración de Apple Pay

Según Apple, es bastante sencillo configurar su nuevo sistema de pago móvil. Hace uso de la aplicación Passbook con el que podremos guardar nuestras tarjetas de crédito y débito. Podemos añadir nuestra tarjeta directamente de nuestra cuenta de iTunes, ya que seguramente lo tengamos almacenado en este servicio debido a transacciones anteriores o podemos añadir una nueva tarjeta sacándole una foto con la cámara de nuestro iPhone. Siempre queda la opción menos glamurosa de introducir el número de la tarjeta a mano, pero nunca hay tiempo para cosas tan mundanas durante las presentaciones de Apple. La primera tarjeta que añadamos a Passbook será nuestra tarjeta de pago por defecto, aunque siempre podemos cambiar ésta desde los ajustes del dispositivo.

Funcionamiento con el nuevo iPhone 6 y iPhone 6 Plus

Cómo funcionará Apple Pay en nuestro iPhone y Apple Watch - imagen 2

La teoría es que pagando desde nuestro iPhone 6 con Apple Pay será mucho más sencillo y rápido. Bastará con un sólo toque, sin necesidad de abrir ninguna aplicación ni desbloquear el terminal. Para realizar el pago sólo tendremos que acercar nuestro teléfono al lector con nuestro dedo sobre el sensor biométrico del iPhone, el Touch ID. Una pequeña vibración y una notificación sonora nos indicará que el pago se ha realizado correctamente. Todo este proceso es posible gracias al chip NFC que incorpora la gama de nuevos iPhone 6 y el acuerdo alcanzado por Apple con las grandes operadoras de tarjetas de crédito: American Express, Visa y MasterCard.

Funcionamiento con el Apple Watch

Cómo funcionará Apple Pay en nuestro iPhone y Apple Watch - imagen 3

Pagar con el Apple Watch parece igual de sencillo. Pero sin el Touch ID, ¿es igual de seguro? En este caso necesitaremos realizar un doble click sobre el botón que se encuentra justo debajo de la Corona Digital, esa gran innovación que ha convertido la ruedecita de toda la vida para poner nuestro reloj en hora en una especie de rueda de ratón para hacer scroll, además de acercar la esfera del Apple Watch al lector contactless del comercio donde estamos comprando. Pagar con el iPhone parecía menos complicado, en el caso del Apple Watch quizás debamos realizar algún tipo de ejercicio de contorsionismo dependiendo de la ubicación del lector. De igual manera, una vibración y un pitido nos avisarán de que nuestro dinero ya está fluyendo hacia el bolsillo de otro.

Las dudas que genera este sistema de pago

La mayoría de dudas relativas a Apple Pay tienen mucho que ver con su compatibilidad con el reloj inteligente de Apple. Algo lógico si tenemos en cuenta la escasez de información acerca de este wearable aportada durante la Keynote. Entre las características del Apple Watch no figura el Touch ID que tanta seguridad debe aportar a las transacciones móviles realizadas desde cualquiera de nuestros dispositivos Apple ¿Significa eso que pagar desde un Apple Watch es bastante menos seguro que hacerlo desde el teléfono? Según Apple, no. Por lo visto, los ingenieros en Cupertino se han estrujado el coco para idear un método infalible para garantizar la seguridad de nuestros pagos con el Apple Watch. La primera vez que un usuario se pone su wearable, éste le pedirá un número PIN de 4 dígitos para habilitar Apple Pay, y con los cuatro sensores que se encuentran en el dorso de la esfera del reloj comprobará que el Apple Watch está en contacto con la piel. Si el usuario se quita el reloj, no podrá realizar ningún tipo de transacción a través de Apple Pay, y al volver a ponérselo tendrá que volver a introducir el PIN. Tecnología del siglo XXI. Habrá que vivir pegado a nuestro Apple Watch si no queremos tener que introducir un código de cuatro dígitos cada vez que realicemos un pago. Pero bueno, esto es básicamente lo mismo que hacemos hoy en día con cualquier tarjeta de crédito o débito, así que aquí hay poca innovación tecnológica por parte de Apple. Y, ¿qué pasa si eres de los que te gusta llevar el reloj poco apretado? Si los cuatro sensores del Apple Watch no detectan tu piel, parece complicado que puedas hacer uso de este sistema de pago tan revolucionario.

No parece clara la eficiencia del sistema de Apple Pay usado en conjunción con el reloj de Apple. Teniendo en cuenta que este wearable no puede utilizarse en modo standalone, es decir, requiere tener un iPhone compatible, esto es, un modelo 5 o superior, parece casi más práctico sacar nuestro teléfono del bolsillo para realizar pagos mediante Apple Pay. Sea eficiente o no, lo que es seguro es que Apple sacará una buena tajada de este sistema de pago ya que cobrará una comisión a las entidades bancarias para cada transacción realizada con Apple Pay.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?