La keynote de Apple que marcará un antes y un después

Ha dado comienzo el mes que tecnológicamente hablando más noticias nos dará de todo el año con el día 9 especialmente marcado en el calendario. El segundo martes de septiembre Apple celebrará en el Flint Center de Cupertino, el mismo recinto donde hace tres décadas Steve Jobs presentó el Macintosh original, su esperadísima keynote.

Y esta no parece ser una keynote cualquiera. Primero porque esperamos un nuevo iPhone, presumiblemente el iPhone 6, y eso es sinónimo de gran expectación; segundo porque esperamos un wearable de la compañía en forma de reloj, pulsera o una especie de híbrido entre ambos gadgets, una línea de producto que Apple todavía no tiene en su haber y en la que la competencia le lleva la delantera; y tercero porque, en general, los de Cupertino no pueden dejar atrás esa aura de innovadores que siempre los ha caracterizado y que en los últimos tiempos, para muchos, están empezando a perderla poco a poco. Tal vez sea esta presentación sea una vuelta a los orígenes no sólo a nivel físico.

Así pues, con las invitaciones enviadas a los medios de comunicación e invitados de excepción, la frase We wish we could say more que aparece en los tarjetones resonando en la cabeza de muchos y el Flint Center tomando forma con una enigmática estructura blanca construyéndose en los exteriores, intentamos desentrañar todo lo que nos puede deparar la keynote de Apple del próximo 9 de septiembre.

iPhone 6, ¿en dos tamaños?

La rumorología siempre crece conforme se acerca una presentación de Apple y una tan importante como la que nos ocupa no iba a ser menos.

El mayor de los rumores está siendo el de un nuevo teléfono, presumiblemente el iPhone 6, que llegaría con una pantalla de un tamaño algo mayor que el de sus antecesores, 4,7 pulgadas, y según informaciones de medios tan reputados como el The Wall Street Journal, vendría de la mano de otro terminal con un diseño prácticamente idéntico que alcanzaría las 5,5 pulgadas.

Las filtraciones de supuestas carcasas, componentes internos e incluso dispositivos que si no son un iPhone 6 terminado bien podrían ser prototipos en fase cuasi final, nos llevan a imaginar un terminal con un diseño en el que destacarían las líneas redondeadas, una cámara sustancialmente mejorada que incluso sobresaldría del cuerpo del teléfono, por supuesto iOS 8 como sistema operativo, un SoC Apple A8 y un chip NFC por el que se ha apostado firmemente tras filtrarse varios esquemáticos y que sería parte importante del acuerdo del que hablamos ayer.

También se han hablado de hasta 128 GB de almacenamiento en el posible iPhone 6, 1 GB de RAM que aunque parezca poca puede dar mucho de sí bien optimizada, pantalla de zafiro y conector reversible, pero todo está por ver, especialmente estas dos últimas habladurías.

Las últimas informaciones apuntan a que el nuevo iPhone podría salir a la venta también en septiembre, probablemente el día 19.

iOS 8, "el sistema operativo móvil más avanzado del mundo"

La presentación a fondo del nuevo iOS 8 es quizás la presentación más segura junto con la del iPhone 6, pese a que no haya nada oficial. Mostrado por primera vez el pasado 2 de junio en la WWDC de este 2014, el sucesor de iOS 7 es en palabras de Apple el sistema operativo móvil más avanzado del mundo y se espera para este próximo otoño por lo que, si se sigue la tradición, resulta obvio pensar que nuevo teléfono y nuevo sistema serán lanzados de la mano.

La keynote de Apple que marcará un antes y un después - imagen 2

Las principales novedades del nuevo iOS ya fueron presentadas en la conferencia de desarrolladores, pero a grandes rasgos incluirá notificaciones interactivas, un iMessage mejorado, aplicaciones relacionadas con la salud y el deporte (que podrían guardar a su vez relación con el probable wearable), mejores opciones para compartir fotografías y archivos entre nuestros dispositivos, el teclado inteligente QuickType... iOS 8, además, será compatible con los iPhone 5s, 5c, 5 y 4s, con los iPad de cuarta generación, de tercera generación, Air, mini y mini con pantalla y con el iPod touch de quinta generación.

El wearable de Apple, ¿un iWatch o un brazalete?

Que Apple presente tarde o temprano un wearable es una apuesta cuasi segura; que lo haga en la keynote del próximo 9 de septiembre no tanto. El sentido común nos dice que los de Cupertino no pueden dejar pasar la oportunidad de marcas un antes y después en una categoría de dispositivos, los wearable, que acaba de nacer, pero las circunstancias nos llevan a pensar que, por lo pronto, quizás tendremos que esperar un tiempo extra.

En primer lugar, y pese al secretismo reinante en todos los estamentos de Apple, cada nuevo dispositivo acaba sufriendo antes o después algún tipo de filtración como estamos comprobando con el probable iPhone 6 pero, respecto a un hipotético iWatch, ¿qué tenemos? Prácticamente nada más allá de registros de patentes.

En cualquier caso, no sabemos muy bien si estaríamos hablando de un reloj inteligente al uso como los que está presentando compañías como Motorola, Samsung o LG con Android Wear o más bien de un híbrido entre un reloj y quizás un cuantificador en forma de brazalete o similar. Lo que está claro es que los chicos de la manzana no pueden permitirse un tropiezo en algo así y estamos seguros de que el dispositivo que puedan lanzar en esta gama marcará un antes y después sea de un modo u otro.

No perdamos la esperanza de que por una vez en mucho tiempo Apple haya podido guardar el secreto y nos encontremos la semana que viene con el ansiado nuevo dispositivo aunque sea en forma de renders. Todo puede ser.

¿Un iPad gigante?

La keynote de Apple que marcará un antes y un después - imagen 3

Si el iPhone 6 es el más rumoreado, el iPad de gran tamaño sea seguramente el menos. Estaríamos hablando de un iPad que llegaría a las 12 o 13 pulgadas, las mismas que tiene por ejemplo el pequeño de los MacBook y el grande de los Air, una tableta pensada especialmente para la alta productividad y que pretendería crear un segmento entre los phablets y los ultrabooks o portátiles más pequeño.

De existir este nuevo dispositivo, sería poco probable que fuese presentado en esta keynote ni siquiera en un avance.

One more thing...

Y pese a que no tendría por qué guardar relación en sí con ningún dispositivo o software de los que puedan presentarse, Apple está construyendo en los exteriores del Flint Center una gran estructura de color blanco.

Sobre esta edificación poco se sabe, pero las especulaciones apuntan que podría tratarse simplemente de una zona con demos de los productos para la prensa, hogares recreados donde se pondría a prueba HomeKit, una plataforma anunciada en la WWDC con la que los de la manzana entrarían de lleno en el mundo de la domótica o incluso una zona donde se podrían ver ensamblajes en vivo de dispositivos como el supuesto iWatch. ¿Cuál será la sorpresa?

El 9 de septiembre, en Malavida

Presenten lo que presenten, anuncien lo que anuncien, en Malavida estaremos al pie del cañón para ofreceros la más completa información sobre todos lo que acontezca. El 9 de septiembre, permanezcan atentos a sus pantallas.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?