Usando HoloLens para navegar

El pasado miércoles durante el evento Windows 10: The Next Chapter, Microsoft sorprendió a propios y extraños con la presentación de un hardware revolucionario en el que llevan trabajando siete años, las HoloLens, unas gafas de realidad aumentada a medio camino entre las Google Glass y las Oculus Rift.

Decimos a medio camino porque ni pretenden ser un gadget de uso cotidiano como era la intención de Google con sus gafas, ni la experiencia es tan inmersiva como con la realidad virtual de Oculus Rift, ya que el usuario sigue viendo el mundo real mientras interactúa con objetos virtuales.

Aunque la diferencia con las gafas de Google son abismales, tanto en concepto como en funcionamiento, la comparación es inevitable debido al momento que están viviendo estas últimas. Aquí es donde parece que las gafas de Microsoft tienen pinta de batir a las de Google, por lo menos sobre el papel, aunque visto el fracaso de las Glass, tampoco debería ser muy complicado.

Hemos querido conocer de primera mano y recopilar las opiniones de muchos expertos que tuvieron las suerte de probarse las HoloLens durante el evento del pasado día 21 y saber cómo ven el futuro de estas gafas. Tampoco hay que tomarse al pie de la letra algunas de las opiniones, que quizás se exageraron con la emoción del momento. Recordemos que muchos entendidos también trataron a las Google Glass como una revolución sin precedentes y sólo hay que mirar cómo han acabado.

¿Qué opinan de las HoloLens de Microsoft los que las han probado?

The Verge

Los editores de The Verge, Dieter Bohn y Tom Warren, fueron los afortunados representantes de esta prestigiosa publicación que tuvieron la suerte de probarse las gafas de realidad virtual de Microsoft in situ. No han podido evitar comparar este producto con las Oculus Rift, afirmando que se trata del producto más intrigante, a la par que exasperante, que han probado desde las gafas diseñado por Palmer Luckey.

Hay muchos paralelismos con las Oculus Rift: ambas son inmersivas, pero de maneras diferentes; ambas requieren que te pongas algo raro en la cabeza; ambas te dejan con una sonrisa bobalicona en la cara mirando como un idiota una escena que sólo tú puedes ver; y sobre todo ambas necesitan mucho más trabajo a la hora de pensar en cómo controlar e interactuar con objetos virtuales.

Gizmodo

Sean Hollister de Gizmodo se muestra encantado con el invento de Microsoft, que en sus propias palabras, le dejaron “alucinado”. Para Sean la gran diferencia de las HoloLens respecto a otras gafas de realidad virtual como Oculus Rift es la manera en que la empresa de Redmond ha logrado fundir realidad y gráficos computerizados de una manera tan fluida.

Acabo de ponerme las nuevas gafas holográficas de Microsoft. Ha sido una de las experiencias más asombrosas y fascinantes que he podido experimentar con un dispositivo tecnológico en toda mi vida.

ArsTechnica

A pesar de describir el producto como algo pesado, poco manejable, frágil e incómodo de utilizar (sobre todo para personas que ya llevan gafas de por sí), Peter Bright de ArsTechnica describe la experiencia de probar las HoloLens como algo mágico.

Aun así se muestra escéptico sobre el futuro de estas gafas. Si bien cree que es imposible que este tipo de sistema acabe desbancando las pantallas tradicionales, más apropiadas para compartir el visionado de contenidos, sí se imagina un mundo donde diseñadores e ingenieros pueden manejar objetos virtuales 3D simplemente usando sus manos.

HoloLens es un sistema de realidad aumentada efectivo y cautivador. Con HoloLens he visto objetos virtuales representados sobre, e integrados dentro, del mundo real.

Además, hace hincapié en la naturalidad del sistema, menos inmersivo que las Oculus Rift, ya que no te alejan del todo del mundo real.

CNET

Nate Ralph de CNET también se muestra encantado con las HoloLens, a pesar de su aspecto tosco muy parecido a unas gafas de esquiar, afirmando que dejarían boquiabierto a cualquier escéptico de la realidad virtual. Su principal argumento se basa precisamente en lo que diferencia las gafas de Microsoft de cualquier otro producto de realidad virtual, ya que las HoloLens no embarcan al usuario en una experiencia que le aisla totalmente de la realidad, sino que éste decide qué es lo que quiere seguir viendo del mundo real.

Incluso en una etapa tan temprana, HoloLens me proporciona la experiencia de realidad aumentada que nunca supe que quería, y de la que ahora quiero más y más. Quiero poder celebrar reuniones através de HoloLens. Quiero realizar todas mis acciones que suelo llevar a cabo en mi ordenador en este maravilloso mundo de la realidad aumentada.

Business Insider

Para Matt Rosoff, de Business Insider, las HoloLens son una auténtica revolución y la sensación de probarlas es equiparable a la primera experiencia que tuvo con un iPhone en 2007. Se muestra convencido de que gracias al producto mostrado por Microsoft, el mundo de la informática a nivel de usuario está a punto de sufrir un cambio importante, llegando a afirmar que dentro de 10 años, la gente empleará cascos o gafas que proyectan imágenes en tres dimensiones, con las que los usuarios podrán interactuar. 

Puede que Microsoft se haya perdido la revolución que supuso el smartphone, pero no hay razones para pensar que la tecnología de la información dejó de evolucionar cuando el smartphone se volvió un producto común. Desde luego que Microsoft está dando los pasos adecuados para asegurase su presencia en lo que venga después.

CNN

Para CNN la cuestión principal es cuál va a ser el uso real de las HoloLens, y si pueden tener alguna utilidad en el mundo real. A pesar de esta pequeña duda, Heather Kelly no tiene problemas en afirmar que las gafas de Microsoft fueron el anuncio más impactante de todo el evento de Windows 10, con el que es posible que Microsoft por fin pueda hacer que los usuarios vuelvan a interesarse en sus productos.

Sobreponer al mundo real creaciones digital en tres dimensiones está muy guay, ¿pero hay alguna utilidad práctica para este tipo de tecnología?

GigaOM

A pesar de considerar las HoloLens como un realmente invento genial, para Kif Leswing de GigaOm, aún hay muchas incógnitas que resolver respecto al futuro de estas gafas, sobre todo acerca de su precio, disponibilidad, los sensores que incorpora, la resolución óptica, qué otros gestos serán compatibles o cómo se ejecutarán tareas ordinarias de Windows.

Obviamente todas estas preguntas se irán respondiendo con el tiempo, pero para GigaOM, ahora mismo Microsoft se ha anticipado a todas las demás compañías del sector.

Hay muy pocas empresas que tienen un producto de realidad aumentada ya funcionando y listo para ser lanzado al público de inmediato. Microsoft acaba de adelantarse a todos.

Engadget

A pesar de que Ben Gilbert de Engadget cree que las HoloLens están en una fase de desarrollo demasiado temprana para sacar conclusiones, ya que ahora mismo queda un largo camino por recorrer para que podamos empezar a usar estas gafas a nivel doméstico, no duda en darles un palo por su incomodidad.

Después de ofrecernos su extenso curriculum en temas relativos a las gafas de realidad virtual para dejar constancia de su conocimiento sobre el tema (poseedor de dos kits de desarrollo de Oculus, usuario de Avegant Glyph y reseñante Samsung Gear VR), Gilbert afirma que las HoloLens son incómodas y difíciles de manejar.

Voy a decir esto de la manera menos dolorosa posible: usar las HoloLens de Microsoft apesta. En su estado actual de desarrollo, te sientes como si alguien te estuviera atornillando la cabeza a algo.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?