¿Que por qué no Windows Phone? He aquí algunas razones - imagen 2

Ayer os hablábamos de algunas razones por las cuales consideramos Windows Phone una alternativa a iOS y Android a tener muy en cuenta. Pero también sería conveniente comentar aquellos aspectos que menos nos gustan del sistema operativo móvil de Microsoft. Se trata de cosas que la compañía debería mejorar en un futuro si quiere seguir creciendo como lo está haciendo y estar en condiciones de competir con Apple por el segundo lugar en cuanto a cuota de usuarios en el mundo se refiere (no parece que nadie vaya a discutir el aplastante dominio de Android). Esto es lo que menos nos gusta de usar Windows Phone.

Menor oferta de aplicaciones respecto a iOS y Android

Si comparamos con iOS y Android, el usuario de Windows Phone no disfruta de la misma oferta de aplicaciones que los usuarios de estos sistemas operativos. Las aplicaciones importantes vamos a encontrarlas, pero es posible que echemos muchas de menos de las que podemos descargar de Apple App Store o Google Play. Microsoft trata por todos los medios de atraer a empresas y desarrolladores a su plataforma pero todavía queda mucho camino por recorrer para que estos consideren rentable programar para ella. Además se traduce en que hay una menor cantidad de empresas y negocios que ofrecen sus servicios a los teléfonos de las baldosas. Tampoco ayudan nada las disputas que a nivel empresarial se mantienen con otras compañías como Google o Apple.

Ajustes

Si bien os hablábamos de su Centro de Notificaciones como una de las virtudes del teléfono, no podemos hacer lo mismo con los ajustes. Parece mentira que no se haya corregido todavía lo desordenado que es acceder a las distintas opciones de configuración del teléfono. Estas aparecen mezcladas en una lista que por orden alfabético muestra las distintas opciones, no estando agrupadas de manera lógica. Al final nos aclararemos, pero a fuerza de haber buscado varias veces la misma función entre decenas de ellas. Un cero en usabilidad.

Oferta de terminales

En los últimos tiempos Windows Phone ha conseguido atraer a nuevas marcas dispuestas a fabricar teléfonos que lo soporten. Pero a excepción de Nokia (adquirida por Microsoft) con su gama Lumia y HTC con One M8, el resto de fabricantes no apuesta decididamente por teléfonos potentes para este sistema. Ofrecen gamas bajas por lo general, como si tuviesen miedo de apostar decididamente por él. Pero tampoco podemos culparles: son sólo algo más del 3% de usuarios en el mundo los que lo utilizan. Microsoft va a tener que esforzarse mucho más para que los fabricantes apuesten de manera decidida con teléfonos de gama alta.

Las funciones para compartir archivos

Compartir archivos con Windows Phone ha dado problemas desde los inicios del sistema operativo. A pesar de haberse mejorado con las últimas actualizaciones todavía sigue siendo un poco confuso. Por ejemplo, con Bluetooth puedes compartir imágenes y música pero no hay opción para los vídeos. También, desde la galería de fotos, a menudo no se muestra la opción para compartir con WhatsApp, cuando desde la misma aplicación puedes hacferlo sin problema. Tampoco con este cliente de mensajería o con cualquier otro puedes compartir localizaciones de los mapas de HERE.

A pesar de estas cuestiones, pensamos que Windows Phone 8.1 tiene un futuro prometedor por delante. Esperemos que Microsoft sepa manejarlo de manera adecuada. Hay que tener en cuenta que algunos de los problemas que nos podemos encontrar con él no son directamente responsabilidad de los de Redmond, como la menor oferta de aplicaciones o terminales. Está en sus manos revertirlo, pero no se puede culpar al desarrollo del sistema operativo en sí mismo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?