Panel con el texto "The New Office"

El martes la gente de Microsoft estaba de enhorabuena y es sin duda porque hacía tan sólo unas pocas horas vivieron uno de los momentos más importantes de este intenso año: el lanzamiento de Office 2016.

Si con el otoño del año pasado recién estrenado anunciaron Windows 10, a lo largo del invierno terminaron de afinarlo con ayuda de los insiders y este verano lo lanzaron con una tasa de adopción realmente buena, a las puertas de este otoño han presentado la reinvención de la suite ofimática por excelencia.

A eso del mediodía —cuando se hizo oficial— os dimos buena cuenta de ella en el análisis que realizamos, pero hoy queremos ir un paso más allá y señalaros con un dedo inquisidor cuáles son las razones por las que querréis instalar Office 2016 en vuestro equipo, qué os hará descargar este conjunto de herramientas. Si lo técnico y serio lo dejamos para el día del estreno, hoy toca aflojarse un poco la corbata.

Yo de ti instalaría Office 2016 por...

Cortana será tu secretaria o secretario, lo que quieras

Les insistimos. "Venga, habladnos un poco más de Cortana y Office... ¿Se llevan bien? ¿Son coleguitas?", pero más allá de decirnos que hablan, concretamente la señorita habla con Office 365 y especialmente con Outlook, no nos dijeron mucho más porque al completo no lo podremos ver casi hasta las puertas del invierno.

El caso es que esa relación que se produce en nuestro equipo, ese affaire entre un asistente con cierta inteligencia —es capaz de contar chistes de Eugenio, es inteligente sin duda— y nuestro conjunto de herramientas ofimáticas convertirán al primero en todo un ayudante de nuestro día a día. Cortana será nuestra secretaria o secretario, lo que queramos.

¿Que quieres fijar una reunión para mañana a las 9? "Cortana, apúntame una reunión para mañana a las 9". El asistente la deja en tu calendario y tú no has hecho más que hablarle a tu ordenador. Sí, it’s magic.

Ahora puedes rajar en tiempo real

Word con la coautoría y Skype en funcionamientoWord con la coautoría y Skype en funcionamiento

Vale, sí, esto o algo muy parecido lo tiene Docs de Google desde tiempos antediluvianos, pero Microsoft ha querido llevar más allá el asunto de la coautoría y la ha metido en una coctelera junto a Skype y un poco de un líquido que dicen que crea híbridos.

Ahora Word, PowerPoint y el resto de aplicaciones son capaces de permitir a varias personas trabajar en tiempo real en un mismo documento a la vez y, aquí viene lo más interesante, permite la comunicación con ellos a través de mensajes instantáneos, videollamadas o llamadas de audio sin salir de la ventana en la que estés.

"Sí, eso que acabas de escribir tiene menos gracia que U2 en aquella keynote de Apple"; podremos tirarnos los trastos a la cabeza como nunca.

Ya no serán necesarias cuatro ingenierías para hacer cosas

A algunos nos encantan herramientas tan potentes como Excel y sabemos hacer unas cuantas cosas interesantes, pero no todos llegan a ese nivel bien porque profesionalmente no les es necesario o bien porque personalmente les da completamente lo mismo, son más de hacer cálculos con papel y lápiz o dejárselo a la calculadora de toda la vida.

Tanto si estás en un caso, como en otro o como en ninguno de los dos, y tanto si tu problema es con Excel o cualquier otro programa de Office, una herramienta llega pensada para ti: Tell Me. Podríamos definirlo como el sustituto de Clipo, el mítico ayudante de Office que nos hacía las cosas más fáciles, pero en versión caja de texto —infinitamente más discreta— en la que escribir qué queremos hacer. Con poner por ejemplo gráfico, nos irá mostrando las opciones que haya relacionadas con ello, como insertar uno, rellenar otro, etcétera.

Si no sabemos cómo hacer algo en cualquier aplicación de Office 2016, Tell Me probablemente tenga la respuesta correcta.

Es bonito

Excel y su precioso Ribbon verdeExcel y su precioso Ribbon verde

Sí, esta razón es tan cuestionable como el diseño de aquellos iBooks de Apple de colores, que bonitos bonitos no es que fuesen, pero las ventanas de Office 2016 sí lo son y por eso nos gustan tanto.

El Ribbon, lo que traducido a lenguaje de mortales es una interfaz gráfica de usuario donde se muestran en filas en la parte superior de las ventanas las diferentes opciones que tiene un programa, toman mucho color en la nueva versión del paquete de los de Redmond.

Así, Word torna de un intenso —y precioso— color azul la parte superior de su interfaz, Excel hace lo propio con el anaranjado que lo caracteriza y OneNote, por ejemplo, tiñe su Ribbon de su característico morado. No es funcional, pero alegra la vista el colorido; ¿o no?

Outlook te hará el trabajo sucio

Y sí, antes de que terminéis de leer y vayáis a decirlo, lo decimos nosotros: esto ya lo hace Inbox. Y sí, lo sabemos, pero en Outlook, una herramienta que utilizamos en nuestro trabajo diario mucha mucha gente, es como un absoluto milagro llegado desde los mismísimos cielos.

Outlook, como ya habréis intuido, toma en esta versión 2016 conciencia para echar un ojo a nuestra bandeja de entrada y comprobar cómo se nos ha llenado de correos sin importancia que no merecen la pena. No merecen la pena en sí mismos y no merecen nuestro preciado tiempo, que luego la productividad se resiente.

Así que sabiendo todo esto, el cliente de correo coge todo lo superfluo de nuestra bandeja y lo desplaza de nuestra vista, para que si deseamos lo veamos después o directamente lo olvidemos. Sí, el trabajo sucio de separar la paja del grano nos lo hace Outlook. La felicidad va a embargar muchas oficinas a partir de ahora.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?