Ultra HD Blue-Ray Disc

La calidad con la que se consume el contenido multimedia ha ido evolucionando conforme la tecnología ha avanzado. Hace unos cuantos años llegó a nuestros hogares un nuevo formato que reemplazaría -o al menos, lo intentaría- al DVD convencional: el Blu-ray. Esta tecnología no llegó a cuajar como las compañías habrían querido, pero hoy se nos ha presentado la nueva generación, que han bautizado como Ultra HD Blu-ray.

Samsung se lanza a la piscina del Ultra HD Blu-ray

Durante la tarde de hoy, en el IFA 2015 de Berlín, Samsung ha presentado el primer reproductor Ultra HD Blu-ray, aunque no ha sido la primera marca en hablar de esto, ya que Panasonic presentó un prototipo durante el CES del año pasado. Esta tecnología viene para cubrir la "creciente demanda" de contenido en resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles), aunque no se queda solo ahí.

Antes de seguir, cabe destacar que la BDA (Blu-ray Disc Association) es el consorcio creador de este formato y está formado por diferentes empresas entre las que se encuentran Apple, Sony, LG, Samsung, Panasonic, Disney, Warner Bros, HP o Twentieth Century Fox, aunque son más de 250 empresas que se dedican, en gran parte, al mundo de lo audiovisual. Todas ellas buscan su propio beneficio, por lo que es lógico pensar que hay unos intereses económicos detrás de este lanzamiento.

Según afirma la BDA, los reproductores Ultra HD Blu-ray serán totalmente compatibles con los discos Blu-ray antiguos, lo que tiene todo el sentido del mundo teniendo en cuenta que aún no existe contenido que disfrutar en esta resolución. En la misma conferencia en la que Samsung ha presentado su reproductor había personal de Fox Studios, que ha asegurado que empezarán desde ya a crear contenido en esta resolución. Por otro lado, también se ha hablado de una posible alianza con Netflix y Amazon.

¿En qué consiste el Ultra HD Blu-ray?

Escala de resoluciones en formato digitalEscala de resoluciones en formato digital

La resolución HD era de 1.280 x 720 píxeles, la Full HD de 1.920 x 1080 y la 4K -en la que se encuentra este nuevo formato- es de 3.840 x 2.160 (al menos en formato panorámico). Lo que se nos propone con esta nueva tecnología es un nuevo formato físico con más capacidad y más calidad, un movimiento poco estratégico teniendo en cuenta la actual decadencia de lo físico con respecto a lo digital.

Estos nuevos discos tendrán una capacidad de entre 66 y 100 GB, mientras que los Blu-ray actuales se mueven en un rango de entre 25 y 50. Serán capaces de reproducir imágenes en HDR, una técnica usada en imagen digital para mejorar la luminancia y el rango dinámico que acerca la imagen a lo que el ojo humano ve en realidad.

Los colores tendrán 10 bits, lo que implica que para cada color primario (magenta, azul y amarillo) tiene 10 bits para ser representado. En pocas palabras, significa que el Ultra HD Blu-ray reproducirá los colores de manera más fiel, acercando la imagen digital a lo que nosotros percibimos. Además, estos discos podrán reproducir la imagen a 60 fotogramas por segundo, mientras que los DVD actuales lo hacen a 25 -suficiente para que el ojo humano detecte movimiento-.

¿Cómo nos afecta?

Negativamente al principio, bien -con suerte- en unos años. La llegada de este nuevo formato suele implicar varias cosas. La primera de ellas es que tenemos que comprar un reproductor Ultra HD Blu-ray, que si nos ceñimos a la historia, serán caros como lo fueron los Blu-ray normales. Luego tenemos que comprar una televisión compatible con el HDMI 2.0a y HDCP 2.2, ya que no todas valen -exceptuando las nuevas hornadas-. 

Ejemplo de una televisión de Samsung con resolución 4k UHDEjemplo de una televisión de Samsung con resolución 4k UHD / Kārlis Dambrāns editada con licencia CC 2.0

Otro de los puntos negativos es el precio de los discos. Aunque no se sabe nada sobre cantidades, es obvio pensar, siempre ciñéndonos a experiencias pasadas, que los discos serán caros. Entonces ese coste tenemos que sumárselo al del reproductor y al de la televisión. Pero tenemos otra opción: el streaming (que también tiene otro punto negativo a tener en cuenta, para disfrutar del Ultra HD Blu-ray necesitaremos un monitor en dicha resolución. Más dinero).

Amazon y Netflix ya han comenzado a emitir contenido online en resolución 4K, pero el hecho de que se emita por Internet implica que no podremos disfrutar de este contenido en todo su esplendor, ya que durante la emisión se perderá calidad (y eso contando con que tengamos contratada una muy alta velocidad). Un dato: una película de dos horas en 4K emitida en Netflix son 14 GB y se necesitan, mínimo, 16 Mbps de velocidad de bajada. En España, la velocidad media es de 7,7 Mbps.

Obviamente, cuando la inversión en I+D por parte de BDA se amortice y se empiece a crear contenido en esta resolución tendrá cierto sentido la inclusión en nuestras vidas de esta tecnología. Sin embargo, ¿cuánto contenido se produce en 4K? A día de hoy se graba en Full HD y luego se le baja la calidad a HD para que pueda ser emitido por la televisión. Parece un intento desesperado por revivir a los muertos.

¿No sería más interesante terminar de explotar la tecnología actual y llevarla a todos los hogares? ¿De qué sirve adelantar la tecnología en el tiempo si van a poder disfrutarlo un número muy limitado de personas? No podemos obviar todo lo que le ha pasado a estos intentos locos de adelantar la tecnología, porque ¿quién habla hoy del 3D?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?