El pájaro de Twitter ya tiene un nuevo nido en Dublín

A partir del 18 de mayo, dependiendo de si resides en EE.UU. o cualquier otro lugar del mundo, Twitter empezará a tratar tus datos de una manera u otra. La empresa de la red social de microblogging ha decidido trasladar todos sus servidores para no residentes en Estados Unidos a Irlanda, mientras que mantendrá las de sus usuarios estadounidenses en San Francisco, como venía sucediendo hasta ahora.

De esta manera, Twitter Inc., regido por las leyes estadounidenses, seguirá gestionando los datos personales de los usuarios norteamericanos, mientras que la empresa Twitter International Company, con sede en Dublín, se hará cargo de las cuentas de cualquier otra parte del mundo.

La razón oficial de este movimiento lo explica Twitter a través de un comunicado en su blog.

A medida que más personas utilizan nuestros servicios alrededor del mundo, hemos decidido ampliar nuestras operaciones para mejorar cómo damos soporte a nivel global. Los cambios a nuestras Condiciones de Servicio y Política de Privacidad son una muestra de nuestra expansión y son un fiel reflejo de cómo damos servicio a nuestros usuarios.

El verdadero motivo: comercializar con tus datos

Pero lo que no dice esta nota es que, gracias a este traslado, la empresa podrá seguir comercializando y ganando dinero a costa de nuestros datos con fines publicitarios. Eso si, tampoco es plan de echar a Twitter a los leones por esto. Se trata de una práctica habitual que también realiza Facebook, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta que Irlanda cuenta tiene las leyes de privacidad más laxas de toda Europa, por lo menos hasta que la Unión Europea dicte una legislación comunitaria que regule el asunto, una ley en la que ya se está trabajando. Este hecho es esencial para cualquier empresa con la vista puesta en rentabilizar los datos de sus usuarios a través de publicidad. De ahí que no extrañe que Twitter mueva estas cuentas a su sede en Dublín, conocida como The Academy, que podéis ver aquí mismo a través de Google Maps.

Se estima que el 77% de los usuarios de Twitter viven fuera de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que esta red social cuenta con cerca de 285 millones de usuarios, estamos hablando de prácticamente 220 millones de cuentas que podrá seguir monetizando, ante la posibilidad de que EE.UU estuviera planeando impedimentos para que empresas estadounidenses pudieran compartir información de sus usuarios foráneos. Con el traslado a Dublín, Twitter tiene una preocupación menos.

Escapar de las garras de la NSA es misión imposible

Muchos podrían pensar que trasladar las cuentas de usuarios no residentes en Estados Unidos a servidores fuera de este país podría suponer una protección de nuestros datos para que no pudieran ser recopilados por los servicios de inteligencia norteamericanos.

Pero lo que no tienen en cuenta estas personas es que hoy en día es prácticamente imposible escapar de las garras de la NSA, independientemente de que esa información esté alojada en servidores en San Francisco, Dublín o Ulan Bator, así que aunque queda muy bien sugerir que Twitter traslada millones de cuentas a Irlanda para no tener que rendir cuentas a la NSA, lo hace por un motivo mucho más egoísta.

De hecho, en septiembre del año pasado, un juez de Nueva York ya decretó que Microsoft tenía que entregar al gobierno estadounidense información sobre usuarios contenida en servidores alojados precisamente en Dublín. Es decir, para esta juez, y siempre que le convenga a Estados Unidos, sus leyes podrían aplicarse en otros territorios, aunque la denuncia sea local, lo que sienta un antecedente peligroso que Twitter seguramente habría tenido en cuenta.

Por ello, todo parece indicar que las razones no tienen nada que ver con mostrarse firmes ante la NSA ni mejorar el soporte a los usuarios fuera de Estados Unidos. Es una simple cuestión económica.

Sólo falta por ver si Jack Dorsey le coge el gusto a esto de Irlanda y decide pintar el pájaro de Twitter de verde en honor a St. Patrick. Con el dinero que le va a reportar, sin duda que se lo merece.

Shawn Campbell editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?