¿Y por qué no Windows Phone?

Cuando se habla de telefonía móvil se suele hacer de iPhone y a teléfonos Android. Es normal teniendo en cuenta su difusión y cuota de mercado puesto que han pulverizado a la competencia. Sin embargo el aún gigante informático Microsoft se sacó de la chistera su propio sistema operativo móvil, Windows Phone, que pese a llegar tarde a la fiesta poco a poco gana terreno y se plantea a medio y largo plazo competir con iOS en lo que a número de usuarios se refiere.

Microsoft llega tarde pero lo hace bien

Cuando alguien dice que en su teléfono corre Windows Phone su interlocutor o interlocutores le miran como si fuese un chalado. Va por ahí con un teléfono cuya interfaz principal está compuesta de tiles o baldosas en vez de los iconos habituales presentes en iOS y en Android. Y que piensen que está chalado es una cosa de Microsoft, que llegó tarde a la telefonía móvil. En Redmond no se supieron anticipar al cambio que sí vieron llegar Apple y Google. Continuó centrando sus esfuerzos en lo que le había hecho convertirse en la década de los años 90 en la empresa más poderosa del software: su sistema operativo Windows. Despreció la telefonía móvil y cuando quiso rectificar apenas quedaba espacio para un nuevo actor. Sin embargo no hay que olvidar que esta empresa tiene un músculo financiero bestial detrás por lo que, aunque con esfuerzo, ha conseguido meter la cabeza y poco a poco irá introduciéndose más.

¿Y por qué no Windows Phone? - imagen 2

Con Windows Phone Microsoft ha entendido que tiene que diferenciarse radicalmente de su competencia y por ello este sistema operativo, de entrada, presenta un aspecto y una manera de interactuar con él tan distinto a Android y iOS. En su estrategia ha primado crear un ecosistema único que englobe a tablets y ordenadores y parece por ahora está acertando, sobre todo con su actualización a 8.1. De hecho ha desplazado a BlackBerry de la tercera posición en lo que a cuota de mercado se refiere. ¿Pero qué lo hace atractivo? Vamos a verlo.

Rendimiento

Es un sistema operativo adaptado como ninguno a configuraciones de hardware modestas. Ha sido muy bien optimizado para teléfonos de gama media-baja y la experiencia de uso puede ser satisfactoria incluso en ellos.

El diseño de la interfaz

Sus tiles permiten al usuario modificar por completo la pantalla de inicio y hacer que de verdad se adapte a sus necesidades, sin tener que instalar lanzadores de aplicaciones ni nada por el estilo. A estas baldosas se les puede cambiar tanto su posición como su tamaño e incluso ser personalizadas con imágenes. Pero más allá del diseño hablamos de comodidad: de un vistazo podemos ver todo lo que nos interesa. Pero bueno, si no nos gusta siempre podemos volver a una pantalla de cuadrícula estática.

Su asistente personal

iOS tiene a Siri, Android a Google Now y Windows Phone a Cortana. Es un asistente proactivo capaz de tener en cuenta qué tarea tienes que hacer y ofrecerte información sobre todo aquello que estima puede influir en ella. Por ejemplo, ¿tienes una cita en la otra punta de la ciudad? Cortana además de recordártela te cuenta cómo está el tráfico. Lo consigue gracias a la geolocalización. Y además de poder interactuar con él de manera básica mediante voz (ya sabes, cosas como buscar en la web, pedir que te recuerde las distintas tareas del día...) es capaz de establecer contacto con otros usuarios que tratan de avisarte sobre cualquier asunto recogiendo el recado.

Centro de notificaciones

Su Action Center, al que se accede deslizando la parte superior de la pantalla, muestra todas las notificaciones de una forma organizada, así como accesos directos a distintas funciones del teléfono. Accesos que pueden ser configurados a gusto del usuario. En este sentido da más libertad que que Android o iOS

Estas son las principales razones por las que decidirse por Windows Phone y por el que poco a poco se afianza en el mercado. Evidentemente también hay razones que nos pueden frenar a la hora de decidirnos por él, y no dudes que te las vamos a contar.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?