El arte de la escritura exige concentración. Poca gente es capaz de idear textos maestros si a su alrededor existe caos y distracción constante. Lo más común es utilizar alguna de las suites ofimáticas más populares como Microsoft Office o el gratuito LibreOffice, pero también existen editores de texto más funcionales, sin tantos artificios adicionales e ideados para lo fundamental: la escritura sosegada.

Ommwriter es uno de los editores de texto que cumple con estas características. Esta aplicación se encarga de crear el ambiente idóneo para dar rienda suelta a nuestra imaginación poniendo en liza un entorno relajado y sobrio, con las utilidades mínimas para no perder funcionalidad y seguir siendo competitivo.

Omwriter

Tu pantalla pasará a mostrar una relajante instantánea invernal. En el margen derecho tienes acceso a lo fundamental: algunas tipografías y tamaños del texto, botones para cambiar la música o el fondo de pantalla y las opciones de guardado del documento. Puedes acceder a alguna función adicional si pasas el cursor por el margen superior de la pantalla: aparecerá la barra de herramientas de la aplicación. Cambia entre mayúsculas y minúsculas, coloca letras capitalizadas, busca palabras en el texto y sustitúyelas o exporta tu trabajo en PDF.

Omwriter

Creawriter utiliza un concepto similar, aunque si permite cambiar el fondo de pantalla importando imágenes y modificar su transparencia o cambiar la música a nuestro gusto. Incluye una función para optimizar nuestro tiempo de trabajo y realiza guardados automáticos del texto cada 2 minutos en el directorio que establezcas.

Omwriter

Una vez pases el puntero del ratón fuera del cuadro de texto te aparecerán los paneles accesorios de la aplicación. En el margen derecho tienes acceso al botón de configuración, "CFG". Modifica en él el sonido, el fondo, las características del área de texto y las funciones de autoguardado y de mejora de la productividad.

Omwriter

JDarkRoom también permite modificar el fondo de pantalla, pero sólo entre colores planos. En cualquier caso las opciones de personalización de la interfaz son algo mayores que en los casos anteriores, pues es posible cambiar los colores tanto del fondo como de los elementos aparecidos en primer plano, la tipografía o el cursor.

Omwriter

Desde los botones F puedes acceder al guardado del texto, crear nuevos documentos, acceder hasta las opciones de configuración o realizar búsquedas de palabras. Esto evita colocar botones sobre la pantalla y utilizarla exclusivamente para la escritura, aunque puedes elegir que se muestren los atajos en el margen inferior como en nuestro caso. El software también realiza guardados automáticos para que no pierdas tu trabajo de forma accidental. Pulsa F6 para acceder a las opciones de configuración.

Omwriter

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?