ACDSee32

Aún recuerdo, allá en el año 1999 cuando todavía las cosas valían en pesetas, la primera versión de ACDSee que utilicé. Era un visor y no un editor de imágenes, por lo que consumía menos memoria y decodificaba y mostraba las imágenes al instante. Claro que las imágenes de la época no eran como las de ahora, con las actuales cámaras de más de 10 megapíxeles.

Se conocía como ACDSee32: y se trataba de la versión ¡2.41!. Este programa de estética noventera, pesaba tan sólo unos dos megas, y era rápido como el rayo. Esta release en concreto incluía como novedad el giro JPG e impresión de imágenes miniatura. Todo un lujo para la época. Y la licencia costaba alrededor de 6000 pesetas, ¡casi nada!

ACDSee fue incorporando soporte para cámaras fotográficas más modernas y variadas (empezó dando soporte para algunos modelos de Kodac, como el DC210), añadiendo más formatos de imagen e incluso visualización de vídeo, y empezó a sorprender por las funciones que integraba. Quizá alguna versión no ha sido todo lo rápido que debiera, pero se ha ido mejorando este aspecto en versiones posteriores.

ACDSee32 fue el mejor visor de imágenes de la época. Siempre he pensado en volver a instalarlo, ¿pero quién prescinde ahora de todas las comodidades y funciones que nos ofrecen las versiones modernas? De hecho, os voy a comentar una función que he empleado en más de una ocasión y con muy buenos resultados: la compresión de imágenes por lotes.

Si tienes un conjunto de imágenes que pesan demasiado y quieres comprimirlas sin perder calidad de visualización, ACDSee permite una excelente compresión de imagen en formato JPEG. Después de realizar la comparación con Photoshop, los resultados compresión/calidad obtenidos con ACDSee son inmejorables, sin emplear ningún tipo de plug-in. El proceso es relativamente rápido, dependiendo del número y el peso de las imágenes a recomprimir.

El proceso que hemos de seguir es el siguiente:

  • Abrimos la aplicación, y entramos en la carpeta donde tengamos las imágenes originales.
  • Seleccionamos las que queramos recomprimir.
  • Vamos al menú "Herramientas" y seleccionamos "Convertir el formato de archivo".
  • Escogemos el formato de imagen, por ejemplo JPEG, y pulsamos sobre "Configuración de formato". Aquí seleccionaremos la "Calidad de la imagen". En función del uso que se vaya a dar a la imágenes podemos ajustar los parámetros de calidad. Para poder trasladar nuestras imágenes en una llave USB o visualizarlas en el PC se puede seleccionar la compresión JPEG al 70/75. Pero, si queremos subirlas a la web se obtienen resultados aceptables incluso al 35/40.
  • Pulsamos "Siguiente" y en "Opciones de Salida" es recomendable escoger grabar las imágenes en otra carpeta o en todo caso renombrarlas, nunca sobrescribir los originales.
  • Pulsamos "Iniciar conversión" y en unos instantes ya tenemos nuestras imágenes recomprimidas.

ACDSee es un programa muy completo, pero que no nos lleve a confusión: si queremos realizar retoques más profesionales o detallistas deberemos escoger otro tipo de software. Como anuncian en la web oficial, es un administrador fotográfico para visualizar, organizar y compartir nuestras fotografías. En resumidas cuentas, es un programa perfecto para realizar los ajustes más comunes, de una forma rápida y accesible.

ACDSee Systems ha conseguido un software de gran calidad, y sería inmejorable si con todas las funciones que ya posee se sigue perfeccionando la velocidad del visor de imágenes.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?