Quizás sientas el irrefrenable deseo de actualizar tu sistema operativo Mac OS X 10.6 a la última versión aparecida, Mac OS X Lion. Pero ¡atento a las incompatibilidades!

Se han reportado problemas de compatibilidad con algunos programas como, por ejemplo, Pro Tools. Así que, si quieres probar el nuevo OS X Lion, quizá prefieras ejecutarlo como segundo sistema operativo para probar alguna de sus nuevas características sin correr riesgos.

No necesitas renunciar a tu propio sistema operativo para hacerlo. Necesitarás una copia de Mac OS X Lion y el terminal. Lo que haremos será crear una partición en el disco con esta nueva versión para habilitar un arranque dual de la máquina. Posteriormente veremos cómo sincronizar los contenidos entre ambas particiones para poder utilizarlas indistintamente del sistema que estemos usando y sin necesidad de doblar el espacio ocupado por los ficheros en el disco duro. Podrás probar Lion en tu Mac sin renunciar a tu anterior sistema.

Mac OS X Lion

 

Paso 1: particiona el disco duro

Crea la partición de disco duro necesaria para poder elegir en el reinicio del equipo cuál de las dos utilizar. Abre “Disk Utility” y añade una nueva partición de 12,5 GB, en la que debes instalar tu Mac OS X Lion.

Cuando la instalación finalice el nuevo sistema operativo arrancará de forma automática. Configura tu equipo con normalidad pero no transfieras cuentas de usuario, programas, archivos ni documentos. Podrás transferir simplemente los ajustes generales del sistema. En caso contrario estaremos perdiendo tiempo y provocando la aparición de posibles problemas posteriores.

Al acabar con el asistente de instalación abre Software Update para obtener las últimas actualizaciones de Lion.

 

Paso 2: sincroniza tus SO

Es el momento de transferir los contenidos entre sistemas operativos. Mac OS X Assistant suele ser la utilidad encargada, pero no permite transferir los datos de forma selectiva, por lo que es mejor hacerlo de forma manual.

En el nuevo sistema operativo la Biblioteca se encuentra en la carpeta de inicio, algo molesto para realizar ajustes. Abre el terminal desde Disco duro>Aplicaciones>Utilidades>Terminal y escribe:

chflags nohidden /Users (Nombre de usuario)/Library

Ahora podrás ver tu librería desde "Home Folder".

En segundo lugar, abre dos ventanas, una con la librería de tu antiguo sistema operativo y otra, como ya imaginarás, con la librería del nuevo OS. Comienza a copiar preferencias, preferencias de panel, archivos de soporte de aplicaciones si las vas a hacer correr en Lion o cualquier otra cosa que quieras conservar. Aunque olvides algo podrás volver a por ello después, no te preocupes.

Copiar todos los ficheros y carpetas duplicará el contenido y ocupará espacio. Para remediarlo la mejor opción es crear “Symlinks”, es decir, enlaces hasta los ficheros del anterior sistema operativo. Para ello vuelve a abrir el terminal y teclea:

In -s [Ruta de acceso a la partición antigua] [Ruta de acceso a la nueva carpeta de la partición]

Colocando en la primera parte la ruta hasta la carpeta que queremos sincronizar y en la segunda parte la ruta en la que queremos salvar nuestro "Symlink".

Ahora puedes probar el nuevo sistema operativo manteniéndolo libre de ficheros sin renunciar al contenido del antiguo, aunque probablemente debas ajustar algunas cosas o reinstalar algún software. Y recuerda que siempre podrás volver a utilizar tu anterior SO.

Fuente: Lifehacker

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?