PowerPC

Desde que en 2006 Apple iniciara la transición a los actuales procesadores Intel, estaba cantado que tarde o temprano llegaría el día en el que el software dejara de ser compatible con los aún relativamente jóvenes PowerPC.

Ese día está a punto de llegar. Al anuncio de que Snow Leopard solo será compatible con la arquitectura Intel, esta semana se ha unido la noticia de que las futuras versiones del Creative Suite de Adobe dejarán de tener soporte para PowerPC. La renuncia de dos de los grandes sin duda influirá en el resto de desarrolladores.

Esto no significa, desde luego, que los PowerPC vayan a morir. Les queda guerra para rato. Si por algo se han distinguido estos ordenadores frente a los PC, ha sido por su durabilidad, llegando a superar muy fácilmente los diez años de vida si los cuidamos bien. Las prestaciones que las versiones más potentes con PowerPC ofrecen con Tiger, o incluso Leopard, no tienen nada que envidiar con las de muchos de sus sucesores con Intel.

Lo que ocurrirá es que los usuarios que tengan la suerte de disponer de una de estas flamantes máquinas se quedarán sin disfrutar de Snow Leopard y sus rimbombantes nuevas funciones, y sin poder instalarse las últimísimas actualizaciones de sus aplicaciones favoritas. Pero seguirán trabajando igual de bien con las que tienen ahora. Lo cual, visto lo visto, no es poco.

Fuente: Cnet

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?