Age of Empires

A lo largo del tiempo de existencia de los videojuegos han ido apareciendo numerosos títulos que intentaban acercar la estrategia y la historia a los usuarios, y sin duda uno de los más emblemáticos fue la saga Age of Empires, la cual recordamos ahora dada la reciente desaparición de su desarolladora, Ensemble Studios.

Hace ya un tiempo os hablamos de la tercera entrega de la saga, que nos transportaba al siglo XV en adelante.

En esta ocasión nos centraremos en el primer título de la saga, aparecido en el año 1998 en nuestro país en exclusiva para nuestros PCs. Esta primera entrega de la saga nos trasladaba a la Edad de Piedra, haciéndonos evolucionar una civilización desde sus orígenes hasta poco antes del comienzo de la Edad Media.

¿Qué decir del sistema de juego de Age of Empires que no sea ya conocido por todos? Como juego de estrategia en tiempo real se nos presentaba un pequeño grupo de aldeanos alrededor de un centro urbano, a partir de ahí debíamos recolectar recursos dispersos por el mapa, construir edificios, entrenar unidades militares con las que atacar y defendernos de las civilizaciones enemigas e investigar nuevas tecnologías que mejoraran nuestra civilización y nos permitiera avanzar de edad, algo clave en la saga.

En esta ocasión, y contando su expansión "El Auge de Roma" aparecida en el año 1999, se incluían 16 civilizaciones diferentes, diferenciadas simplemente por determinadas tecnologías y unidades que tenían vetadas o no. Estas civilizaciones se agrupaban en 5 estilos diferentes, Este Asiático, Mesopotámico, Egipcio, Griego y Romano.

Además, el juego y su expansión incluían 5 campañas diferentes, que seguían la historia de sendas civilizaciones, concretamente la Egipcia, Griega, Babilonia, Yamato y Romana. A lo largo de estas campañas íbamos superando escenarios con diferentes misiones, en las que debíamos cumplir una serie de objetivos para ganar, no siempre limitados al clásico "conquista" del modo escaramuza.

Aunque se tuvo que esperar a la expansión para poder usar una cola de construcción de unidades, el juego contaba ya con un sistema multijugador a través de internet utilizando el desaparecido Microsft Gaming Zone. Se incluía además un potente editor de escenarios con el que se podían realizar todo tipo de escenarios, e incluso campañas completas.

En futuras entregas os hablaremos más profundamente de la segunda entrega de la saga y de su expansión.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?