Firefox

Tan solo unos días después de la actualización de Firefox a 3.0.2, ha llegado a nosotros la siguiente versión, la 3.0.3. ¿El motivo de esta nueva versión? Sencillo. A la Fundación Mozilla se le había colado un error demasiado crítico como para dejarlo pasar por alto. Algunos usuarios se quejaban de que, tras la actualización anterior, el navegador estaba dando problemas para guardar las contraseñas de las páginas webs visitadas. Con esta actualización este problema desaparece.

A la mayoría de vosotros el navegador se os habrá actualizado automáticamente. Si no es así, os recordamos que, como siempre, podéis hacerlo en la zona de descargas de MalaVida.

Es algo muy típico y habitual que un desarrollador tenga que revisar y modificar una versión publicada hace pocos días. Pasa en las mejores familias. La pregunta que dejo en el aire es cuál hubiera sido la reacción de la gente si esto le hubiera ocurrido al navegador de Microsoft, Internet Explorer (del cual, dicho sea de paso, no es que yo sea muy fan precisamente...).

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?