Beneath a Steel Sky

Beneath a Steel Sky es una aventura gráfica de ciencia ficción aparecida en 1994, desarrollada por Revolution Software y publicada por Virgin Interactive, está basada en ScummVM y apareció originalmente para DOS y Amiga.

La historia nos traslada a la piel de Robert Foster, niño superviviente de un accidente de avión en “the Gap”, nombre con el que se refieren en el juego al Outback australiano (las zonas desérticas del interior del país). Allí es adoptado por un grupo de indígenas que le instruirán en todo lo necesario para sobrevivir en el entorno, además de ciertos conocimientos tecnológicos que le permitirán construir un robot llamado Joey.

Al hacerse adulto, es capturado por unos soldados provenientes de Union City (una distópica y futura Sidney) y comandados por el ordenador LINC. Tras escapar junto con nuestro robot Joey, aunque este en forma de circuito integrado que podremos introducir en carcasas robóticas que nos servirán en diferentes tareas.

La trama del juego nos llevará en principio a escapar de los suburbios de Union City, una ciudad que refleja la decadencia de un futuro controlado por los ordenadores, aunque poco a poco irá decantándose hacia el descubrimiento de los secretos de LINC, culminando con un final apoteósico tejido en una historia realmente magnética que nos atrapará frente al PC.

El trasfondo del mundo se nos irá planteando durante el juego, nos plantea un futuro devastado por las guerras en el que las ciudades se han dividido en Uniones y Corporaciones, donde los humanos no tienen apenas valor como individuos y todo se decide con las tendencias del mercado, además el control total a manos de un gobierno totalitario nos recuerda a novelas como 1984 o Un mundo feliz, además de películas como Metropolis o Blade Runner. En definitiva, un futuro al que mejor no llegar.

El sistema de control está basado en el clásico point-and-click, de resolución de puzzles mediante la recogida de objetos y los diálogos, que irán variando durante el juego, demostrando la variación progresiva de la personalidad de nuestro avatar.

En resumen, una aventura que todo el mundo debería probar, y más teniendo en cuenta que puede ser conseguida de forma gratuita y legal, ya que fue liberada para promocionar el emulador ScummVM, del que ya os hablamos hace algún tiempo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?