Microsoft ha liberado la primera versión para desarrolladores de Windows 8. Probamos y analizamos las novedades de la beta de Windows 8.

Microsoft ha liberado recientemente la versión Developer Preview del nuevo Windows 8. Y como se rumoreaba, el nuevo sistema operativo supone una ruptura total con respecto a lo visto hasta ahora.

nuevowindows

No hemos querido dejar pasar la oportunidad de ver y probar en primera persona la beta de Windows 8. Así que lo hemos instalado en uno de nuestros equipos y nos hemos lanzado a toquetear todas sus características para ofreceros una fiel imagen. ¿Preparados para el viaje?

Nueva Interfaz Metro

Los cambios se abalanzan sobre nosotros desde el primer momento. Puedes despedirte del escritorio tal y como lo conocemos. La nueva interfaz Metro se encarga de estructurar todas las aplicaciones en iconos, llamados "Tiles", a través de los cuales acceder a ellas. Metro es similar a la interfaz utilizada en los teléfonos móviles equipados con Windows Phone, pero esta vez sí se ha logrado implementar debidamente en el sistema.

nuevowindows

La pantalla de inicio llena de "Tiles" es lo primero que se observa cuando ejecutas la beta de Windows 8. Cada uno de ellos es configurable: puedes variar su tamaño, cambiarlos de posición o crear nuevos "Tiles" dentro de otros, lo que te permite ver de un vistazo diferente información de una misma aplicación. Son capaces de mostrar información en tiempo real, por lo que han adquirido cierta vida.

A pesar de que todavía no es posible instalar el sistema operativo en tablets con microprocesadores ARM, lo visto hasta ahora augura una experiencia totalmente innovadora cuando sea posible. Por el momento, el ratón puede servir para pasear por el SO, aunque habrá que comprobar cuál es la solución final de Microsoft para lograr experiencias igual de positivas en todos los sistemas que pretende abarcar.

Aplicaciones

En los últimos tiempos la pujanza de los dispositivos móviles ha causado un fuerte impacto en el desarrollo y consumo de software. Microsoft no es ajeno a esta nueva situación y ha optado por introducir el sistema de "Aplicaciones" ya visto en los dispositivos móviles de Apple y en los equipos "calzados" con Android.

Las nuevas Aplicaciones ocupan su propio espacio en la interfaz Metro, y son capaces de comunicarse tanto con otras aplicaciones como con el propio sistema operativo.

nuevowindows

El nuevo Internet Explorer 10, ejecutado desde la interfaz Metro.

Cuando ejecutas una de estas aplicaciones puedes comprobar que desaparecen por completo los márgenes y las barras de herramientas. Las aplicaciones se muestran a pantalla completa, sin distracción alguna, aunque puedes seguir accediendo a las opciones mediante un clic con el botón derecho del ratón en el lado izquierdo de la interfaz. Entre estas opciones, la nueva entrada "Compartir" es la que posibilita tal comunicación, de forma que sea posible, por ejemplo, enviar un texto desde un editor directamente a nuestros contactos de Twitter o Facebook.

nuevowindows

Puedes estar tranquilo. Todas las aplicaciones compatibles con Windows 7 pueden ser ejecutadas en Windows 8. El único problema es que, si no han sido desarrolladas específicamente, deberás utilizarlas desde el "Escritorio", similar al que conocemos pero ahora integrado como una aplicación más en la interfaz, lo que te permite alternar entre interfaces en función de las tareas que realices.

Windows Store

Se acabó el sistema usado hasta ahora para descargar programas, en el que cada desarrollador ofrecía por cuenta propia su producto. La intención de Microsoft es unificar bajo la nueva "Windows Store" todas las aplicaciones, focalizando la atención del usuario en esta plataforma y dotando a los desarrolladores de un lugar común desde el que ofrecer su producto.

nuevowindows
Lo mejor y lo peor de la beta de Windows 8

Lo primero que hemos notado es que, tal y como ha anunciado Microsoft, el nuevo sistema operativo arranca de forma mucho más rápida. Hemos instalado el software en un abandonado equipo de la redacción cuyas especificaciones técnicas no valdría la pena ni comentar, y aunque lógicamente los 8 segundos anunciados a bombo y platillo por los desarrolladores no se cumplen, el tiempo de arranque no excede de 20 segundos. Promesa casi cumplida.

La nueva concepción del sistema operativo supone una completa ruptura con lo visto hasta ahora. Es de agradecer la originalidad puesta en el producto. La posibilidad de alternar entre el escritorio tradicional y la nueva UI Metro según cuál sea nuestro cometido es un punto a favor, aunque hay que matizar algunas cosas al respecto.

La aplicación de escritorio no funciona de forma tan fluida como un escritorio tradicional. Es muy pronto, pero quizás pretender que los usuarios mantengan su flujo de trabajo en el nuevo "Desktop" es aventurar demasiado. Y hacerlo sobre la interfaz Metro parece aún más difícil, teniendo en cuenta que se trata de una interfaz pensada y creada para "tablets". Fuera de este dispositivo, Metro pierde bastante eficacia, pese al intento de Microsoft por hacerla también gobernable mediante el ratón y el teclado.

Habrá que esperar para confirmar cuál es la solución que Microsoft ofrece finalmente. La idea de crear un sistema operativo válido para cualquier ordenador o gadget es loable, pero su aplicación práctica es compleja. La interacción con el sistema operativo será muy distinta según qué aparato utilices.

nuevowindows

Por otra parte, hay cosas aún incomprensibles. Cerrar aplicaciones resulta un incordio (existe un administrador de tareas, pero acudir hasta él cada vez que necesitemos cerrar una aplicación es algo molesto). Alternar entre las distintas aplicaciones tampoco es una solución cómoda si utilizas un ordenador tradicional, se echa de menos el tradicional menú Inicio, sustituido por un simple menú emergente que aparece cuando llevas el ratón hasta la esquina inferior izquierda, y las aplicaciones, pese a mostrarse llenas de contenido y más grandes que nunca, carecen de opciones. En el intento de simplificar las cosas parecen haberse excedido.

Quizás sea fruto de la inexperiencia a los mandos del sistema operativo o todo está motivado por la versión que hemos probado. Hay tiempo por delante para que Microsoft trabaje en la versión definitiva, esperemos que con las recomendaciones de los usuarios en mente. De esta manera, Windows 8 puede ser el producto que prometía, el sistema operativo del futuro.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?