Blek: tus garabatos cobran vida

La nueva sensación para Android es menos Candy Crush y más Picasso. Blek es uno de los juegos más peculiares que puedes encontrar, de los que aprovechan realmente la naturaleza de la pantalla táctil de smartphones y tabletas.

Vas a poder ver cómo los fríos garabatos y patrones que dibujes cobran vida en una animación sencilla pero que captaría la atención de cualquiera.

Clásico e innovador a la vez

En 2013, el lanzamiento de Blek fue bastante discreto pero desde hace unos meses su versión para iOS ha cogido una gran relevancia en los tops y el juego ya está por fin disponible en Android. No obstante, el juego no trata sólo de dibujar líneas abstractas y remolinos, sino que también tiene su punto. El objetivo del jugador es dibujar un patrón que se va a repetir a lo largo de la pantalla para conseguir tocar todas las bolas de colores evitando todos los agujeros negros. La genialidad del juego es que no hay ningún movimiento específico con el que ganar. El jugador puede ser todo lo imaginativo que quiera e intentar crear los diferentes patrones posibles para cada nivel. La falta de reglas complejas y de un patrón que seguir hace de este juego una experiencia atractiva.

Blek
Una calidad recompensada

El juego ya ha ganado varios premios otorgados por organismos europeos como el de Mejor Juego para Móvil en el Casual Connect Europe y el Content Award Vienna. Recibió también el Premio de Excelencia a la Innovación de los International Mobile Gaming Awards. Tiene un diseño minimalista, simple de hecho, pero en el momento en el que se empieza a jugar con él, éste se transforma en la obra de arte personal del jugador. Más que un juego de habilidad, es un juego para la imaginación.

Blek
Espíritu de superación

En este juego fallarás mil veces pero no te importará. Blek es una de los mejores experiencias de "prueba y error". Perderás en numerosas ocasiones, cada pocos segundos, y puede que decenas de veces en un mismo nivel antes de encontrar una solución correcta. Pero al hacerlo, podrás descubrir los posibles caminos paso a paso y entender su entramado cada vez mejor. Además, Blek no te hará perder el tiempo con mensajes de intento fallido: el garabato simplemente desaparecerá para que puedas volver a intentarlo una y otra vez. Este juego consigue que la capacidad de aprender de tus errores y la satisfacción de pasarse un nivel supere con creces la frustración de verse atrapado en un bucle infinito de patrones y puntitos de colores.

En definitiva, Blek es un juego que merece unas horas de tu tiempo libre para poder convencerte y engancharte durante todo lo que te queda de verano pero, ten cuidado, puede que cuando te des cuenta tus vacaciones ya sean historia.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?