Microsoft proporciona a los usuarios de Windows utilidades complementarias, que mejoran las posibilidades y la usabilidad del sistema operativo. Uno de estos útiles PowerToys es ClearType. Esta utilidad nos permite una lectura más cómoda en nuestros monitores, mediante unas sencillas opciones de configuración.

ClearType se basa en una tecnología, introducida por primera vez a principios del año 2000, que perfecciona la visualización de texto en nuestros monitores LCD gracias a la mejora de la renderización a nivel de subpíxeles, entendiendo por subpíxel cada uno de los tres colores (rojo, verde y azul) que componen cada punto de la pantalla. Para tener una visualización ideal de una imagen sería necesario poder representar cualquier color posible con una resolución infinita. Pero esto es inviable. Lo que sí que se puede hacer es variar la intensidad del color de cada subpíxel para obtener una representación óptima para el sistema de percepción visual humano.

Antialiasing

Así, ClearType realiza un filtrado específico para cada uno de los subpíxeles evitando el aliasing. Este fenómeno ocurre al muestrar una señal cuando la frecuencia de muestreo (tamaño de píxel) es menor que la frecuencia analógica (representación ideal de la fuente) con lo que se crean patrones de repetición. En una imagen esto se traduce en jagging, es decir, las líneas oblícuas se ven con diente de sierra.

ClearType consigue con este tipo de filtrado unos niveles de transparencia o degradados entre píxeles, consiguiendo que las fuentes aparezcan más nítidas, suaves y redondeadas, de forma que nos permite la lectura de textos durante más tiempo reduciendo la fatiga visual y la fatiga mental, ya que los textos resultan más reconocibles para nuestro cerebro.

ClearType aparece activado por defecto en Windows Vista, pero no ocurre así en Windows XP. Si utilizas este sistema operativo, puedes activarlo manualmente de la siguiente manera:

  • Accedemos a las "Propiedades de Pantalla", bien desde el Escritorio o bien desde el Panel de Control.
  • Seleccionamos la pestaña "Apariencia".
  • Pulsamos el botón "Efectos".
  • Marcamos la opción "Usar el siguiente método para suavizar los bordes de las fuentes de pantalla:" y en el desplegable cambiar Estándar por ClearType.

Microsoft te permite configurar los ajustes de ClearType en tu sistema operativo XP de dos formas:

  • Accediendo desde la web de Microsoft, que activa y modifica online los ajustes de ClearType.
  • Mediante la instalación de ClearType Tuner.

En algunos casos, al habilitar ClearType se observan aberraciones cromáticas que pueden resultar algo molestas. Pero en general, el resultado que se obtiene ajustando adecuadamente ClearType es bueno.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?