De la mano del estudio EA Los Angeles nos llega Command and Conquer: Red Alert 3, nueva entrega del clásico juego de estrategia en tiempo real.

Red Alert 3

El planteamiento de la campaña comienza con los Soviéticos, los cuales están perdiendo la guerra contra los Aliados, viajando al pasado para matar a Albert Einstein, lo cual impide el gran desarrollo que tuvieron los Aliados y haciendo que pierdan gran parte de su tecnología, y provocando además la aparición del Imperio del Sol Naciente, que se une al conflicto contra las dos superpotencias.

El estilo del juego es en general muy desenfadado y cargado de humor, como es clásico en la saga. Las cinemáticas están más cargadas de humor que nunca, proveniente de unas interpretaciones muy sobreactuadas y que además cuentan con la participación de actores medianamente famosos. El estilo gráfico transmite también este estilo desenfadado, además de algunas unidades, como los osos de batalla rusos que podrán ser catapultados o unas colegialas japonesas con poderes mentales, provenientes del Imperio del Sol Naciente que completan la carga humorística del juego.

La jugabilidad es muy sencilla e intuitiva, siendo bastante directo en su planteamiento, más enfocado a intensas batallas que a un estilo de microgestión. Cualquier persona con un mínimo de conocimiento del género puede jugar sin prácticamente necesidad de aprender nada, siendo muy accesible también para profanos del género.

La campaña está dividida en 3 ramas, una para cada facción, que pueden ser jugadas independientemente hasta completar un total de 28 de ellas, todas con objetivos clásicos como “protege este superarma” o “resiste el ataque X tiempo”. Se añade la peculiaridad de que es cooperativa, pudiendo invitar a un amigo para que nos ayude en la realización de las misiones como otro general, aunque en su defecto será sustituido por la inteligencia artificial.

Cada facción tiene un estilo muy diferenciado, los Soviéticos poseen una gran potencia de fuego y están enfocados a los ataques directos, con poderosas armas nacidas de los inventos de Nikola Tesla; los Aliados al haber perdido a Einstein han perdido también gran parte de su armamento, aunque son extremadamente versátiles, combinando unidades de infantería y vehículos con interesantes resultados; el Imperio del Sol Naciente son una facción que requiere un poco más de microgestión que el resto, siendo extremadamente avanzada, prácticamente cualquier unidad tiene componentes tecnológicos o robóticos, además sus vehículos son convertibles: aviones que pueden pasar a ser submarinos, o barcos que pueden salir del mar.

El mar ha tomado una mayor importancia en esta entrega de la saga, pudiendo construir bases en el agua y teniendo gran relevancia las batallas marítimas. El motor gráfico del juego tiene una gran calidad (el agua es sencillamente impresionante), y se completa con una gran banda sonora.

Conclusión, un juego que todo amante de la estrategia debería probar.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?