Capturas de pantalla

La mayoría de usuarios han tenido alguna vez la necesidad de realizar una captura de pantalla: guardar un fotograma de un videojuego, obtener una imagen de una aplicación para insertarla en un tutorial, copiar una imagen que no se deja guardar, etc.

La mayoría de sistemas operativos incluyen alguna tecla o combinación de ellas para poder realizar una impresión de lo que estamos viendo en pantalla. Así, en el caso de los sistemas de Microsoft podemos emplear la tecla "Prt Scr" o "Impr Pant".

El proceso es muy simple:

  • 1. Cuando estés visualizando en pantalla lo que quieres capturar, pulsa "Impr Pant".
  • 2. Abre tu editor de imágenes preferido, o el editor que instala Windows por defecto (Paint).
  • 3. Pega la imagen. En la mayoría de aplicaciones se trata de ir al menú "Editar" y luego "Pegar".
  • 4. Ahora puedes modificar, recortar y guardar la captura en el formato de imagen que desees.

Si deseas realizar la captura sólo de la ventana activa sigue los pasos anteriores, pero en vez de pulsar sólo la tecla de imprimir pantalla pulsa de manera simultánea "Alt" + "Impr Pant".

El método, aunque algo "pesado", es sencillo. Pero si quieres automatizar esta tarea y disponer de otras funcionalidades deberás recurrir a alguna de las muchas aplicaciones que existen para este fin: básicas como PrtScr, Gadwin PrintScreen y Freez Screen Video Capture, o más completas como Ashampoo Snap.

Ashampoo es una de las compañías líderes en el desarrollo de aplicaciones para Windows. Dispone de soluciones de seguridad, de grabación, ..., y como no, multimedia. Para la captura de pantallas ofrece Ashampoo Snap. Se trata de un completo software que no sólo permite obtener y editar imágenes estáticas, sino que también permite realizar capturas en vídeo. Pero lo que, sin duda, hace recomendable esta aplicación es su capacidad de edición y su moderna estética.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?