VNC

Seguro que en más de una ocasión estando en el trabajo o en casa de la familia, has pensado que ojalá pudieras acceder a tu ordenador, por ejemplo, para recuperar algún archivo que necesitas, para poner a grabar el partido, o para enseñar tu colección de fotos a los colegas, etc.

Pues esto es más fácil de lo que piensas. Tan sólo has de disponer de conexión a Internet y disponer de los programas adecuados. A continuación te contamos cómo.

El primer paso sería programar el encendido del ordenador, bien desde la BIOS o con algún programa como WinOFF, que nos permite programar tanto el encendido como el apagado.

A continuación, debemos asegurarnos de que disponemos de algún programa VNC o software de escritorio remoto, que no son más que aplicaciones basadas en el modelo Cliente-Servidor que nos permiten desde un ordenador cualquiera, al que llamaremos cliente, tomar el control de nuestro ordenador, al que denominaremos servidor.

Hoy os presentamos tres sencillas aplicaciones gratuitas para que podáis conectaros a vuestro equipo de forma remota, con una sencilla instalación de la parte cliente en el PC desde el cual controlarás tu ordenador y la parte servidor en el equipo que quieras controlar.

  • TightVNC. Esta aplicación destaca por su facilidad, tanto a la hora de instalar como de usar. De hecho, es tan fácil que sólo deberemos seguir los pasos del asistente, prestando especial atención al cuarto paso en el que deberemos especificar si instalamos la parte cliente (TightVNC Viewer) o la parte del servidor (TightVNC Server). Cuando estemos instalando el servidor, nos aparecerá una ventana que nos ofrece la opción de instalar el programa como un servicio del Windows. Es conveniente marcar las dos opciones que propone. Una vez finalizada la instalación, deberemos configurar en el servidor la contraseña para poder acceder a él. Y en el cliente, el nombre del equipo que vamos a controlar. Con este nombre y la contraseña configurada anteriormente podemos ejecutar la aplicación que nos mostrará el escritorio de nuestro equipo remoto.
  • VNC. Destaca por su estabilidad y su escaso consumo de recursos. Es posible incluso acceder a él a través de un navegador web con tecnología Java activada.
  • UltraVNC. El funcionamiento es similar al de las aplicaciones anteriores. Este programa se caracteriza por permitir la transferencia de archivos, soportar múltiples monitores, barra de herramientas, incluso chat, emplear una conexión segura utilizando encriptación, y la posibilidad de acceder al administrador de tareas.

Si aún no te ha quedado claro el tema de los VNC, puedes ver más detalles de cómo instalar y configurar UltraVNC.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?