Crear máquina virtual

Crear una máquina virtual permite la ejecución de sistemas operativos distintos al de nuestro ordenador sin tediosas configuraciones y sin ningún tipo de complicación. Averigua cómo crear una máquina virtual con VirtualBox.

La virtualización permite ejecutar sistemas operativos en calidad de cliente desde cualquier plataforma. Alberga ventajas como la de no tener que recurrir a complejas configuraciones que pongan en riesgo la estabilidad del sistema. VirtualBox es una de las mejores aplicaciones para crear máquinas virtuales pudiéndose descargar VirtualBox para Mac y VirtualBox para Linux además de la versión de Windows 7.

Crear una máquina virtual paso a paso con VirtualBox

Nada más iniciar VirtualBox tendremos la oportunidad de crear una máquina virtual nueva o abrir cualquiera de las que se han creado previamente. Para el ejemplo que nos ocupa y que ilustran las imágenes, al no haber creado todavía ninguna, optaremos por la opción Nueva que podemos encontrar en la parte superior izquierda de la interfaz del programa.

Interfaz de Virtual Box

A continuación elegiremos el nombre que damos a la máquina virtual así como el tipo de sistema operativo que se pretende virtualizar y su versión.

Selección de nombre para la máquina virtual

La máquina virtual exige una determinada cantidad de memoria RAM. VirtualBox nos recomienda una cantidad según cada caso pero ésta puede ser modificada en función de las necesidades que pensamos se vayan a tener.

Selección de la memoria RAM para la máquina virtual

La máquina virtual necesitará una unidad de disco duro donde almacenar sus datos de trabajo. Para ello existen varias opciones entre las que se incluye la no agregación de disco duro virtual si se va a necesitar una estructura de almacenamiento de datos más compleja. En caso de no requerirla siempre se puede optar por el tamaño recomendado asignado por la aplicación o por un archivo de disco duro virtual que se haya creado previamente.

Unidad de disco para la máquina virtual

A continuación se da la opción de seleccionar el tipo de archivo de unidad de disco duro. Si la operación a realizar no requiere de otro software de virtualización la opción VDI (VirtualBox Disk Image), seleccionada por defecto, es la adecuada. El resto de opciones son seleccionables en función de las necesidades del usuario.

Seleccionar el tipo de archivo de la unidad de disco para la máquina virtual

La elección del tamaño del archivo de unidad de disco duro virtual dependerá de si se quiere que sea dinámico, adaptándose el tamaño a la cantidad de espacio del disco duro físico que se va llenando, o por contra se prefiere fijo. Seleccionando esta segunda opción tardará más en crearse pero también su acceso será más rápido.

Tamaño de la unidad de disco utilizada por la máquina virtual

Finalmente, se selecciona la ubicación y el nombre del archivo de la unidad de disco así como el tamaño de la imagen.

Ubicación de la máquina virtual

La máquina virtual ya está creada y lista para ser utilizada.

Máquina virtual preparada

Finalmente, seleccionando la máquina virtual del menú de la izquierda y haciendo click en Iniciar en la barra superior, se inicia la máquina virtual y se puede escoger la aplicación a lanzar. Cabe recordar que acudiendo a la opción Configuración, también en la barra superior, cualquiera de las opciones que durante el proceso de creación se han seleccionado pueden ser modificadas.

Selección de la aplicación a lanzar con la máquina virtual

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?