Creado por Gas Powered Games, Demigod nos mostrará a partir de febrero de este mismo año un nuevo concepto de .

El trasfondo del juego nos pone en la piel de un semidios, una poderosa criatura que lucha contra sus iguales con el fin de alcanzar su divinidad y ascender al Olimpo con los demás dioses. Pero no estará sola, si no que contará con un ejército de seguidores, que irá ganando en poder y extensión según vayan avanzando la partida.

Demigod

El juego se aleja de todo tipo de gestión lenta, tipo Age of Empires o Civilization, y se acerca a un estilo más directo, que bebe directamente de fuentes como Total War. Se abandonan los conceptos de recolección y construcción en favor de batallas directas y salvajes, en la que el control adecuado de nuestras fuerzas será lo que nos haga conseguir el oro y la experiencia necesarios para que nuestras fuerzas mejoren.

El juego estará centrado en el modo campeonato, una especie de liga (tabla clasificatoria incluida) en la que los diversos aspirantes a divinidad irán ascendiendo según vayan derrotando a sus contrincantes. Esta liga estará enfocada al modo online en un principio, aunque también podrá ser jugada en el modo individual, siendo acompañada en este caso de una línea argumental.

Inicialmente se han planteado ocho tipos distintos de semidioses, con solo una cosa en común: su inmenso tamaño. Cada uno de ellos tendrá unas habilidades especiales concretas que lo harán único, lo mismo que sus sirvientes. A lo largo de la batalla irá ganando poder y recursos, siendo su mayor recompensa obtenida al matar al semidios contrario.

El diseño de los mapas ha sido especialmente cuidado para mantener el estilo directo del juego, dejando de lado grandes mapas, se decanta por pequeños terrenos con formas especiales que obliguen a los jugadores a planear sus estrategias perfectamente, ya que incluirán numerosos pasillos y recovecos en los que tender emboscadas, flanquear a los enemigos o avanzar directamente al corazón de sus fuerzas.

El apartado gráfico goza de un aspecto de muy alta calidad, con modelados y texturas resultonas. Poco tiempo queda ya para que podamos tomar parte en esta peculiar lucha por un lugar en los cielos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?