¿Conoces las diferencias entre sistemas operativos Windows de 32 bits y de 64 bits? El desarrollo tecnológico ha hecho posible que hoy en día disfrutemos de arquitecturas de 64 bits en nuestros sistemas operativos Windows. Te explicamos las diferencias.

Aunque desde 1960 existen supercomputadoras con arquitectura de 64 bits y desde 2003 se comercializan ordenadores personales con procesadores con soporte para instrucciones de 64 bits, no fue hasta 2005 que Microsoft presentó su primer sistema operativo de 64 bits.

En la actualidad, prácticamente todos los sistemas operativos cuentan con sus versiones de 32 y 64 bits. La llegada de estos sistemas operativos de 64 bits ha creado, además de unas extraordinarias expectativas, cierta confusión en los usuarios. Por lo que no viene nada mal recordar las diferencias con respecto a los tradicionales sistemas de 32 bits, sus características y las ventajas que pueden proporcionarnos.

 

Ventajas de los sistemas operativos de 64 bits
Administración de la información más eficiente

Las versiones de 64 bits son capaces de mover el doble de información por ciclo de reloj que las versiones 32 bits, es decir, se puede desplazar el doble de información en cada ciclo de reloj.

Direccionamiento de memoria RAM
diferencias

Por otra parte, la cantidad de memoria que es posible direccionar es mayor. Mientras que en un sistema operativo de 32 bits se pueden manejar hasta 4GB de memoria RAM (resultado teórico obtenido de 2 elevado a 32), en un sistema de 64 bits se puede trabajar con hasta un máximo de 17,2 millones de gigabytes de memoria (unos 16 exabytes). Más que suficiente para cualquier usuario...

Así, con una versión de Windows de 64 bits estarás habilitado para cargar mayores cantidades de memoria RAM usándola de forma más efectiva. Eso sí, no esperes que tus aplicaciones desarrolladas para sistemas de 32 bits obtengan beneficio alguno, aunque puedes ejecutarlas sin problemas.

Memoria RAM soportada por las distintas versiones de Windows

Cantidad máxima de memoria RAM soportada por los sistemas operativos de 32 bits: 4GB.

Cantidad máxima de memoria RAM de los sistemas operativos de 64 bits de Microsoft:

  • Windows XP Professional: 16GB
  • Windows Vista Home Classic: 8GB
  • Windows Vista Home Premium: 16GB
  • Windows Vista (resto de versiones): 128GB
  • Windows 7 Home Basic: 8GB
  • Windows 7 Home Premium: 16GB
  • Windows 7 Professional: 192GB
  • Windows 7 Enterprise: 192GB
  • Windows 7 Ultimate: 192GB
Velocidad y seguridad de los sistemas Windows de 64 bits

Estos sistemas operativos son por regla general más rápidos, estables y seguros que las versiones de 32 bits. Son una buena opción cuando es necesario trabajar con varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo y se ha de cambiar de un programa a otro con frecuencia.

Otra ventaja de los procesadores de 64 bits es que son capaces de realizar más rápido algunos cálculos específicos como, por ejemplo, el factorial. Por otra parte, las aplicaciones específicamente desarrolladas para 64 bits por lo general corren más rápido que las de 32 bits.

 

Inconvenientes de los sistemas operativos de 64 bits

El principal inconveniente de los sistemas operativos de 64 bits es que los datos ocupan ligeramente más espacio en memoria que en un sistema de 32 bits, debido al crecimiento de los punteros.

diferencias

En algunas versiones pueden surgir problemas con actualizaciones o programas, especialmente si hablamos de Windows XP. Los drivers controladores de nuestro hardware podrían no ser compatibles dado que se requiere que también estén creados con los 64 bits, pueden aparecer inconvenientes con algunos programas desarrollados a 32 bits (como antivirus o softwares de grabación...), etc. Además, es imposible instalar programas desarrollados con código de 16 bits o menor.

 

Requisitos

Para poder utilizar un sistema de 32 bits necesitamos, en primer lugar, un procesador compatible capaz de trabajar a esta arquitectura. Lo mismo ocurre con la placa base.

Y lo más importante de todo: definir exactamente para qué vamos a usar el ordenador. Analiza detenidamente las tareas que pretendes realizar con él, sé crítico y valora qué sistema operativo se ajusta mejor a tus necesidades. ¿Trabajas normalmente con aplicaciones de mucho peso, editores de vídeo y similares? ¿Le vas a dar un uso doméstico o profesional? Responde estas cuestiones antes de decantarte por alguna opción.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?