Distribuciones Linux

Linux es un sistema operativo compatible con UNIX. Su núcleo fue desarrollado por el finlandés Linus Torvalds, del cual toma su nombre. Se caracteriza por ser libre, por lo que lo podemos utilizar sin necesidad de pagar por ello y por ser de código abierto, es decir, cualquiera puede acceder al código fuente para modificarlo a su gusto.

Esto conduce a una de las principales ventajas de escoger como sistema operativo Linux y es que podemos disfrutar de un sistema a medida y que se actualiza continuamente.

En un principio, la instalación de Linux y sus aplicaciones podía ser un poco engorrosa. Pero con la aparición de las distribuciones Linux, ya no tenemos que tener miedo a la hora de instalar y utilizar este sistema.

Las distribuciones Linux incorporan a parte del núcleo Linux, las bibliotecas necesarias y un determinado conjunto de aplicaciones. Además, la mayoría de ellas vienen con instalador.

Cada distribución Linux incorpora un paquete de aplicaciones especialmente pensadas para satisfacer a una parte de los usuarios. Así que, ¡averigua cuál es la tuya!

  • Qimo. Si tienes menos de 10 años o te sientes como un niño, ¡esta es tu distribución! Qimo está basado en Ubuntu, pero tanto la estética como el software que incorpora está especialmente pensado para que los peques se diviertan y aprendan. Además, como apenas necesita recursos puedes aprovechar cualquier viejo equipo para instalarlo.
  • Noys. Esta distribución es perfecta para desarrolladores: es ¡ejecutar y empezar a programar! Si lo tuyo es el desarrollo web, te interesará saber que Noys incorpora Apache 2.2, MySQL 5.0, MySQL Administrator, MySQL Query Browser, PHP 5.2 (con extensiones PDO, MySQL, PEAR), XDebug, NetBeans 6.5, Firefox 3.0.7 (con los plug-ins Firebug, Web Developer Toolbar y Greasemonkey), gFTP y GIMP. Se distribuye en formato LiveCD.
  • GNU/Linux
  • Ubuntu. Si buscas la estabilidad, la encontrarás en Ubuntu. En esta distribución, basada en Debian, trabaja un gran equipo de desarrollo. Por ello, cuenta con una detección y configuración del hardware de las más avanzadas. Realiza actualizaciones críticas y de seguridad cuando son requeridas y salen versiones periódicamente (cada 6 meses). El entorno de escritorio empleado es el GNOME.
  • Kubuntu. Si además de estabilidad te gusta personalizar todo lo que tocas, entonces has de elegir Kubuntu. Aúna todas las ventajas y la estabilidad de Ubuntu, pero con el entorno de escritorio KDE.
  • Puppy y Damn Small Linux. Si no tienes ni idea de Linux y tienes algún equipo con pocos recursos con el que poder empezar a trastear, prueba alguna de estas distribuciones. No necesitan instalación (ya que las encontramos en formato LiveCD), funcionan a la perfección en los equipos más antiguos y contienen todas las aplicaciones básicas que puedas necesitar.
  • gNewSense. Si te consideras minucioso y no te van las medias tintas, sin duda, escoge gNewSense. Está basada en Ubuntu, con entorno de escritorio GNOME, y contiene todo tipo de aplicaciones, eso sí, libres. Y esa es su característica diferencial: está compuesto al 100% por software libre y, como no, es la distribución que usa Richard Stallman.
  • wubi. Si sientes curiosidad en cómo sería utilizar Linux, pero te da miedo separarte demasiado de Windows tú también tienes una alternativa: instala wubi. Se instala como cualquier aplicación en Windows, y a partir de ahí, podrás acceder a Ubuntu al arrancar el sistema.
  • Linux Mint. Si te atrae el diseño y la elegancia, seguro que Linux Mint cumple tus expectativas. Con todas las ventajas de Ubuntu, pero con un aspecto gráfico muy cuidado.

Éstas son sólo algunas de las muchas distribuciones Linux que existen. Si utilizas alguna diferente, no dudes en comentarlo en nuestro blog.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?