Windows 9 Threshold: el futuro de Windows es multiplataforma

La filtración de un correo con detalles sobre el desarrollo de Windows 9 constata una nueva estrategia de Microsoft. Threshold, que es el nombre en clave del proyecto, unificaría Xbox, smartphones, tablets y PCs bajo un mismo sistema operativo.

Una de las empresas que más tiene que decir, si no la que más, en cuanto a la historia y desarrollo de los sistemas operativos para uso doméstico es Microsoft. De hecho la historia de Windows versión tras versión, es la de la difusión del ordenador personal en hogares de medio mundo. No obstante los nuevos dispositivos móviles y usos para acceder a Internet han ido arrinconando a la empresa de Redmond que, eso sí, no piensa entregar la cuchara tan fácilmente y su caballo de batalla se llama Microsoft Threshold.

El nombre Threshold ha sido tomado del planeta con el mismo nombre que aparece en la saga de juegos Halo.
La constatación de una estrategia

Hace unos días se filtraba el nombre que recibe el proyecto de desarrollo de Windows 9. Éste iba contenido en un mensaje de correo interno enviado por Terry Myerson, vicepresidente ejecutivo de Microsoft, cuyo destinatario era el equipo de ingenieros encargados del proyecto. Aunque lo del nombre es anecdótico ya que este proyecto ya en marcha pretende unificar bajo un mismo sistema operativo distintos dispositivos como smartphones, tablets, PCs y consolas Xbox.

Microsoft Threshold sería el nombre en clave de Windows 9 y unificaría dispositivos bajo un sólo sis

Sólo habría un único sistema operativo Windows para todos los dispositivos

En estos últimos años Microsoft se ha visto sorprendida por el auge que han tenido teléfonos como iPhone o aquellos equipados con Android que, sobre todo este último, se están comiendo el pastel de usuarios de tecnología a bocados. Windows 8, pese a ser un buen sistema operativo de hecho, no es la respuesta idónea a una situación de mercado dominada por los ya nombrados pujantes sistemas operativos.

Mantener tres sistemas operativos es considerado por Microsoft como un inconveniente.

En la actualidad desde la propia empresa Microsoft, se considera un inconveniente llevar en liza tres sistemas operativos distintos. Windows 8 y sus anteriores versiones para PC, Windows Phone para móviles y Windows RT en tablets de arquitectura ARM, plantean un problema de costes y mantenimiento muy elevados.

Una apuesta que es todo un reto

Unificar todos los dispositivos bajo el paraguas de Microsoft, incluidas sus consolas, bajo un mismo sistema operativo es todo un reto. Se trata de crear un sistema operativo capaz de adaptarse a distintas plataformas y obtener el máximo provecho independientemente de las evidentes diferencias de hardware que pueden existir entre un smartphone, un PC o una consola de videojuegos (procesadores, dispositivos de representación gráfica, memoria...).

Microsoft Threshold daría cobertura a todo tipo de aplicaciones

Threshold daría soporte a todo tipo de aplicaciones

Pero desde el punto de vista del usuario es muy atractivo. Se trata de poder disponer de una gama de dispositivos de uso cotidiano (si diesen el salto definitivo a las Smart TV sería ya la pera) integrados bajo un mismo entorno, cuyas ventajas de sincronización y comunicación entre unos y otros serían más que evidentes. Si se hace con éxito, claro.

Un sistema operativo unitario reportaría ventajas para el usuario.
¿Y a nadie se le ha ocurrido antes?

Es dudoso que a nadie se le haya ocurrido antes desarrollar un sistema operativo unitario, por lo que el motivo de no haberse hecho antes se deba a una cuestión de riesgo. La muestra está que pese a la difusión de iPhone y otros dispositivos móviles como iPad y iPod, Apple continúa desarrollando iOS y OS X de forma separada, aunque es cierto que la integración entre ambos sistemas operativos es cada vez mayor. Lo mismo que Google, que pese a contar con Android ha trabajado para desarrollar Chrome OS.

El desarrollo de Threshold es una apuesta arriesgada de Microsoft.

El paso que Microsoft se ha decidido a dar (se sabe que se trabaja en una tienda de aplicaciones única y en un SDK válido para todas las plataformas), pese a correr un riesgo más que evidente y haber sido forzado por la situación del sector, es posible que abra el camino a una nueva generación de dispositivos y tecnología. Habrá que estar atentos al lanzamiento de Microsoft Threshold. En 2015, dicen.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?