Total War

Tras mucho tiempo de espera, y tras verse retrasada su salida en un par de ocasiones, nos llega esta nueva entrega de la saga Total War, que tantos éxitos lleva cosechando desde ese ya antiguo Shogun.

En esta ocasión el título se traslada a la época imperial, comenzando desde el año 1700 y a lo largo de hasta 100 años deberemos cambiar la historia y hacernos los amos del mundo.

Además del clásico modo historia, con una campaña dividida en 4 episodios que narran la historia de la fundación de Estados Unidos, que además servirá de tutorial para introducirnos en las vicisitudes del juego.

El verdadero intríngulis del juego llega con el modo Gran Campaña, en el que tendremos a nuestra disposición el mundo entero, en el tomaremos el control de una de las facciones más importantes de la época, y deberemos ir conquistando territorios, objetivo variable en función de las opciones que hayamos configurado previamente.

Desde este mapa del mundo gestionamos, mediante rigurosos turnos con acciones limitadas para cada jugador, también otros aspectos del juego, como el gubernamental y económico, además del movimiento de tropas que finalmente desembocará en las clásicas batallas, tan típicas de la saga.

Las principales novedades del juego, respecto a anteriores entregas, radican en lo referente al combate naval, inédito en la saga, y que aporta una gran experiencia jugable a todo aquel que pose sus manos sobre este título. Estos combates son extremadamente realistas, en cuanto a comportamiento de los navíos se refiere. Nuestros bajeles serán también los encargados de asaltar rutas comerciales, bloquear puertos y realizar otras acciones en el mapa del mundo, cobrando una gran importancia en el contexto general del juego.

En lo que se refiere al aspecto gráfico, el juego goza de una gran calidad, aunque se pierde en ocasiones dado a una mala optimización que a veces puede resultar molesta. Por lo demás, es un título muy cuidado en general, con aspectos extremadamente detallados, como pueden ser los efectos del agua o que los habitantes de cada región hablen en su lengua vernácula. Sin duda, un título muy recomendable para todos aquellos aficionados a la estrategia táctica.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?