FarCry2

Creada por Ubisoft y sin ninguna colaboración de Crytek nos llega esta secuela de un título que solo tiene que ver con su predecesor en el nombre, ya que su planteamiento es totalmente distinto al Far Cry original, aun así de alta calidad.

Al comienzo del juego podemos elegir entre varios personajes, los cuales varían simplemente en su estética, para ser inmediatamente trasladados a un país africano no especificado, donde se están enfrentando dos facciones, la APN y la UFCC, y que pronto desembocará en una guerra civil. Nuestra principal misión será eliminar al Chacal, un traficante que vende armas a ambos bandos, para lo que tendremos que coser a tiros a todo el que haga falta, leitmotif de todo el juego.

Al contrario que muchos juegos, en este seremos totalmente libres a la hora de ir realizando misiones a lo largo y ancho del enorme mapa del juego, el cual recorremos en diferentes tipos de vehículos. Los gráficos que lo ilustran no son de excesiva calidad para los tiempos que corren, cosa comprensible dado el tamaño del mapa y la necesidad de dar un rendimiento adecuado en todo momento, aun así los colores son muy adecuados a la ambientación africana del juego, mostrándonos la vegetación propia de la región y a los animales autóctonos. Mencionar también la calidad del armamento, muy detallado y cada uno con sus propias animaciones de disparo y encasquillamiento. Además, el fuego está excepcionalmente diseñado, siendo un arma letal con la que podremos desencadenar un auténtico infierno, ya que prácticamente todo el mapa es inflamable y el fuego se expande de modo realista, prendiendo casas, vegetación y vehículos.

Como hemos indicado, el juego es muy abierto, con un gran número de misiones que desgraciadamente no suelen salir del clásico “ve aquí y mata a este señor” , lo que acaba siendo repetitivo, si bien es cierto que no habrá un modo único de completarlas, pudiendo optar por el sigilo durante la noche, atacar abiertamente o incluso bombardear desde la distancia. Los enemigos se contarán a millones y todos ellos nos odiarán desde el primer momento en que lleguemos, ambos bandos por igual. Su inteligencia es bastante buena, moviéndose de modo realista adecuado al terreno y desarrollando un comportamiento táctico que responde adecuadamente.

El multijugador es bastante clásico también, modos de todos contra todos, capturar la bandera y similar que se aderezan con un editor de mapas muy sencillo de usar incluso en consola.

En general, un juego que si bien no es muy original ni profundo en algunos aspectos, abre una ventana a un nuevo concepto de juegos de acción dado la libertad total que ofrece a sus jugadores. Además, los escenarios retratan muy bien el entorno africano. Merece la pena probarlo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?