OpenOffice

OpenOffice es uno de los editores de texto de código abierto con mayor número de usuarios en la actualidad. Este software, desarrollado inicialmente por la compañía Sun Microsystems, fue adquirido junto con otros desarrollos del grupo como MySQL (el sistema de bases de datos más popular de Internet) o Java, uno de los lenguajes de programación más extendidos, por la empresa Oracle en 2009.

La comunidad de desarrolladores de software libre decidió poner en marcha un proyecto con el que continuar evolucionando el software de edición de textos ahora en propiedad de Oracle. Entre la comunidad existí­a cierto temor ante la posibilidad de que la empresa dueña del software cerrase el código e impidiese el desarrollo libre del software como habí­a ocurrido hasta el momento de la compra. Cuestionada Oracle sobre este tema, la sensación general es de impotencia ante su poco compromiso para colaborar con el desarrollo del software siguiendo el sistema de código abierto, lo que es considerado entre muchos usuarios como un golpe de muerte para la integridad de este software. Muchos otros programas siguieron esta misma metodologí­a y acabaron perdiendo la mayor parte de sus usuarios, lo que podría ocurrir con OpenOffice en la actualidad.

A pesar de que Oracle insinúa que será posible seguir desarrollando el software, lo cierto es que los usuarios y desarrolladores se muestran desencantados ante el intento de la compañí­a de canalizar este desarrollo a través de su propia comunidad, pero manteniendo en definitiva el control total sobre el software. Según la cultura del software libre más tradicional, no es correcto que ningún individuo o empresa tenga la última palabra dentro de un proyecto comunitario. Con estos movimientos, Oracle se ha convertido para los desarrolladores en un compañero de viaje nada simpático que pretende dividir a una comunidad siempre unida. Parece que la compañí­a ha perdido la posibilidad de que su software siga siendo un estándar de uso para los usuarios.

Fuente: Freesoftwaremagazine

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?