Firma Digital

Desde hace ya años los gobiernos de muchos países del mundo aceptan un nuevo tipo de identificación digital, conocida como firma digital, que permite a los usuarios identificarse a través de Internet con total seguridad, pudiendo realizar así trámites jurídicos y gestiones que de otra manera exigirían su presencia física en la administración.

Esta firma digital es una clave personal de cada persona que le permite trabajar electrónicamente de manera segura gracias a un sistema de encriptación. Esta firma digital funciona mediante un sistema de clave pública, a partir de la cual el usuario codifica los documentos oficiales a partir de su clave privada, pudiendo la entidad receptora desencriptar el documento con la clave pública que tengamos asignada, pudiendo mediante esta técnica comprobar que hemos sido nosotros quien hemos enviado el documento.

La firma digital de un documento se obtiene a partir de aplicar una función Hash al documento, un algoritmo matemático que nos devolverá una identificación matemática del archivo, y a continuación encriptar esta identificación a partir de nuestra clave privada. Este método permite detectar cualquier cambio que se realice en un documento, ya que al hacer cambios la clave Hash varía y por tanto la codificación no es correcta, pudiendo asegurarnos así que si un documento que hemos firmado digitalmente es modificado el organismo receptor lo detectará, dándolo por invalido.

Una vez hayamos firmado y enviado nuestro documento electrónico, este será desencriptado por la entidad receptora, a partir de la clave pública que tengamos asignada a nuestra firma digital. Esta clave es de dominio público, pero tan solo puede ser usada para identificar quien ha enviado el documento y que este no ha sido modificado, siendo imposible usarla para obtener nuestra clave privada y poder así suplantarnos.

En definitiva, este sistema de identificación por clave pública y codificación por clave privada hacen de la firma digital muy versátil, ya que no es necesario que entreguemos nuestra clave de seguridad a los organismos públicos pero estos si que son capaces de asegurarse que un documento ha sido enviado realmente por nosotros y que este no ha sufrido ninguna modificación, lo que ha abierto un nuevo mundo en la gestión de tramites a través de Internet, desde simples cambios de datos hasta cosas tan serias como hacer la declaración de la renta.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?