La saga Silent Hill es una de las más emblemáticas dentro del género de los survival horror, y en Leipzig se mostraron novedades acerca de su sexta entrega: Homecoming. Una de las novedades más importantes del juego es que los movimientos del personaje protagonista no se limitarán a las ortopédicas acciones de entregas anteriores, si no que tendrá una mayor libertad de movimientos y una agilidad nunca antes vista en la saga, haciendo del combate una experiencia mucho más amplia; como de costumbre, la IA de los enemigos ha sido ampliada y su dureza aumentada para compensar esta mejora. También se ha mejorado el diseño de las zonas, eliminando las pantallas de carga tras cada puerta que atravesemos dentro de cada escenario.

Además se pretende que las armas no sean simplemente artilugios de muerte, si no que algunas de ellas contarán con un mayor papel en el juego: en los vídeos hemos podido ver como el hacha se utilizaba también para desatrancar puertas, por poner un ejemplo. El número de armas ha sido ampliado, así como las zonas que podremos visitar, que ya alcanzan la docena y que según los desarrolladores “harán el desarrollo del juego más libre”.

Como de costumbre, nuestras acciones cambiarán el final del juego, aunque esta vez no se limitarán a una única acción, como en anteriores entregas, si no que muchos de los diálogos y situaciones irán modificando el resultado final. Y hablando de finales, los jefes de cada fase prometen ser mucho más duros y complejos que en anteriores entregas, forzando al jugador a ser mucho más imaginativo. Mención especial a la aparición de un viejo conocido, Cabeza Pirámide, el cual volverá a tener un fuerte peso en el argumento.

Por supuesto, la banda sonora correrá a cargo del maestro Akira Yamaoka, compositor de las anteriores entregas de la serie. El juego tiene planeada su aparición en Europa el 20 de noviembre de este mismo año.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?