Hoy en día prácticamente cualquier servicio web exige al usuario que cree una cuenta, con sus correspondientes datos personales y su contraseña. Se trata de un proceso pesado y que se hace con cierta desgana, pero necesario para nuestro posterior acceso. El número de usuarios y contraseñas que debemos utilizar muchas veces sobrepasa nuestra propia capacidad de inventiva. Son miles los nombres de usuario y contraseñas de los que disponemos para acceder a nuestros sitios favoritos. Y cuando pasa algo de tiempo y esta memoria selectiva me impide recordar las claves surge un problema.

Ram

Las memorias volátiles no sirven para estos menesteres.

Por ello resulta sensato utilizar una única clave maestra que dé acceso al resto de datos y contraseñas. Hoy en día, casi todas las aplicaciones dedicadas a esta tarea utilizan este sistema para garantizar la privacidad de nuestros datos. Sin embargo, ¿qué ocurre si mi mente ha decidido olvidar ese código maestro?

Ante esta terrible situación, Keepass Password Safe es la mejor opción posible. Permite acceder a nuestras claves personales incluso cuando hemos olvidado la contraseña maestra. Lo hace mediante un fichero de clave generado por el propio software, y además añade todas las funcionalidades existentes en la materia. Perder el archivo sigue siendo factible, pero ya corremos menos riesgo.

Ram

Sabido esto, y que el tradicional método de papel y boli resulta engorroso, existen otras muchas opciones en el mercado capaces de solventar cualquier necesidad. Especial mención para todos aquellos gestores capaces de ahorrarme la molesta tarea de loguearme en cualquier página. En este sentido, Roboform es una buena opción que además implementa encriptación Blockfish de 448 bits, lo más sofisticado hasta el momento. A-Cownts incluye funciones similares, permitiendo al usuario introducir URLs asociadas a cada clave. Sin embargo, Sticky Password va un paso más allá, logrando incluso rellenar formularios de registro. 1Password también incorpora esta última opción, pero sólo incluye soporte para Firefox e Internet Explorer.

Sobre Sticky Password debo añadir una característica adicional: es posible bloquear su acceso en caso de que no se detecten llaves USB o Bluetooth conectadas en el equipo. Tener garantías físicas de nuestra seguridad aún hoy es una opción utilizada. Además, los nuevos registros, y sus contraseñas en particular, pueden ser añadidos al programa de forma automática durante el mismo proceso.

Por otra parte, generar contraseñas seguras es otro proceso necesario cuando trabajamos en la red. Ya hemos agotado los nombres de nuestros familiares, las fechas señaladas de nuestras vidas o cualquier otro dato que, pensamos, jamás olvidaremos. Con un sencillo generador de contraseñas todo será mucho más fácil. Combinado con un gestor las posibilidades son infinitas. Y lo mejor de todo: casi todo el mercado implementa esta función en sus programas.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?