Velocidad de Google Chrome

Google Chrome se presenta como uno de los navegadores más rápidos del momento. Uno de los motivos de esta enorme velocidad es la forma en la que resuelve los nombres de dominio (DNS) cuando visitamos las páginas web.

Otra característica que contribuye a alcanzar esta notable velocidad es la rápida ejecución de Javascript, que se perfila como la mejor de todos los navegadores, por delante de los anteriores líderes, Safari y Opera.

Aunque Google Chrome de momento está demostrando un elevada estabilidad y velocidad de navegación, siempre hay algo que podemos hacer para aumentar el rendimiento de nuestro navegador. Así que, vamos a ver qué cosas podemos configurar para acelerar aun más a nuestro joven Chrome:

  • Como siempre, el primer paso para no ralentizar una aplicación es deshabilitar todo aquello que no vayamos a usar. Para ello, pulsa sobre el icono de Google Chrome con el botón derecho y selecciona "Propiedades". En el cuadro que se encuentra a continuación de la palabra "Destino" encontramos la ruta del ejecutable del navegador. A continuación de esta ruta deberemos añadir "-disable-X", donde X es el elemento a deshabilitar. Seguramente te interese desactivar el sistema de estadísticas de uso (-disable-metrics), el envío de estadísticas (-disable-metrics-reporting), javascript (-disable-javascript), java (-disable-java) o las herramientas de desarrollador (-disable-dev-tools).
  • Según vamos utilizando el navegador se almacenan datos como cookies, las páginas que hemos visitado, archivos temporales, el historial de descargas, etc. Podemos notar una mejoría, aunque leve, en la navegación si borramos con frecuencia estos archivos. Para ello, vamos al menú "Herramientas" (la llave inglesa de la esquina superior derecha) y seleccionamos "Eliminar datos de navegación...".
  • Los usuarios de nivel avanzado, acostumbrados a los peligros de Internet, pueden desactivar el filtro anti-phising. Volvemos al menú "Herramientas", seleccionamos "Opciones" y pinchamos en la pestaña "Avanzadas" y deseleccionamos la opción "Habilitar protección contra phising y software malintencionado".

De momento, no hay mucho más que podamos configurar para mejorar la velocidad en el novedoso Google Chrome.

Con todo esto, si Google consigue incorporar complementos a su navegador, sin que interfieran con la velocidad o con la estabilidad como le ha ocurrido a Firefox, sin duda, se convertirá en una excelente opción a tener en cuenta.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?