Grim Fandango

Esta aventura gráfica está considerada por muchos como la última obra maestra de LucasArts, además de ser la primera de la compañía en utilizar gráficos 3D sobre fondos 2D prerenderizados. Bienvenido a la Tierra de los Muertos, bienvenido a Grim Fandango.

Aparecida en 1998 y diseñada por Tim Schafer, está basada en la mitología azteca de la vida después de la muerte combinado con el estilo de los años 30. En ella tomamos el control de Manny Calavera a través de cuatro episodios, cada uno de los cuales comienza en el día de los muertos de un año distinto. Al principio somos un vendedor de viajes que intenta vender un viaje a toda costa, y que tras una serie de circunstancias deberá esforzarse para llegar al Noveno Cielo, la tierra del descanso eterno, y destapar la corrupción del Departamento de Muerte, que gestiona el inframundo.

Los diseños del juego recuerdan en gran medida a los que podemos ver en las celebraciones mexicanas del día de los muertos, siendo la mayoría de los personajes representados con el estilo “calaca” de este país, que representa sin ningún pudor esqueletos y muertos de un modo bastante colorido y cómico, lo que unido a las pinceladas de cine negro ambientado en los años 30 crea un estilo único que nos sumerge en una ambientación sin parangón. Por supuesto, toda la historia está cargada de humor (negro en la mayoría de ocasiones), como viene siendo habitual dentro del subgénero de las aventuras de la casa LucasArts.

El control cambia del clásico apuntar y clic con el ratón a un movimiento a través del escenario mediante el teclado, aunque se sigue manteniendo la mecánica clásica de ir recogiendo objetos que nos permitan resolver puzles, además de las clásicas conversaciones con diferentes personajes. Para alertarnos cuando pasemos por delante de un objeto o personaje de interés Manny girará la cabeza en su dirección.

En resumen, un clásico de la aventura gráfica que marcó un punto de inflexión la historia del género, que mucha gente llega a considerar como un punto y aparte, ya que marcó el final de un estilo que por influencia de otros géneros, no se ha vuelto a retomar del mismo modo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?