Heart of Darkness

Imagina que un día estás tranquilamente con tu perro en el parque viendo un eclipse de Sol. Al finalizar te das cuenta que este ha sido raptado por seres del mundo de las tinieblas. Obviamente no te queda otra que ir a rescatarle.

Esto es lo que le ocurre a Andy, el protagonista del juego que hoy comentamos: Heart of Darkness. El juego fue desarrollado por Amazing Studios y apareció en 1998 para PC y PlayStation.

En el juego controlaremos, como hemos dicho, a un niño que se adentra en el Mundo de las Tinieblas para rescatar a su perro Whiskey. A diferencia de otros juegos de plataformas, no tendremos vidas, ni se nos contarán puntos por derrotar a enemigos ni nada por el estilo. Totalmente carente de interfaz, el juego nos irá presentando diferentes puzzles que deberemos ir resolviendo para completar el juego mientras avanzamos por unos escenarios muy trabajados. No importa si morimos, volveremos al último "checkpoint" que hayamos alcanzado.

Las armas de nuestro avatar, con las que derrotaremos a las sombras del Maestro de las Tinieblas, son también curiosas: inicialmente usamos un rifle de plasma desarrollado por el propio Andy (recordemos, un niño de unos 10 años), y posteriomente, tras perderlo, obtendremos poderes mágicos de una piedra que encontramos bajo el agua.

El argumento del juego es bastante más complejo de lo que nos tenían acostumbrados los juegos de plataformas por aquella época, y durante su desarrollo se nos iba revelando a través de cinemáticas en 3D que servían de interludios entre fases. 8 en total y a través de las que iremos avanzando derrotando a las sombras y resolviendo los desafios que se nos presenten para finalmente enfrentarnos al Maestro de las Tinieblas y recuperar a nuestro perro. Por el camino conoceremos además a diversas criaturas que nos ayudarán (o no) en nuestro viaje.

El juego tiene en su haber ser el primer juego cuya banda sonora fue enteramente interpretada por una orquesta sinfónica, aunque por retrasos en su lanzamiento, no fue el primer juego comercializado con esta característica. Además el juego incorporaba una gafas 3D para ver el vídeo final.

En resumen un genial juego, cargado de humor y con una gran ambientación que merece la pena recordar y rejugar pese al tiempo que tiene a sus espaldas.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?