A la salida de Firefox 3.0.1 se le sumó la semana pasada la aparición de la versión nueva de Opera 9.52, y ahora llegó el turno de Internet Explorer 8 Beta 2 del que en principio no hay versión en español, y en inglés estará disponible a partir del 16 de septiembrede. En caso de tener la Beta 1 hay que desinstalarla para hacer funcionar esta. Entre las novedades con las que se presenta están:

inPrivate: con la sesión en este modo de navegación no se guardará registro de los datos acerca de lo que estamos visitando. Sin embargo si se tiene activado el control parental de Windows Vista, el modo inPrivate dejará de estar disponible. Aparte de no almacenar historial y caché en el disco duro, te permite también bloquear aquellas webs (como Analytics, Google o Microsoft) que tratan de almacenar información sobre nuestro comportamiento en la red (inPrivate Blocking). Se han realizado mejoras en la eliminación de historial y contraseñas pudiendo salvar aquellas que correspondan a nuestros sitios favoritos.

Interfaz y utilidades

Grupo de pestañas, con la que se aplicarán colores a una pestaña que englobe a varias relacionadas dentro.

WebSlices y los Aceleradores, en el primer caso ahora se podrán cambiar los tamaños de las slices, y en el segundo aparte del nombre (antes llamados Actividades), hay un aumento de los servicios soportados haciendo posible que el usuario acceda a la Wikipedia, traducciones o mapas sin tener que abrir una página nueva.

La administración de marcadores ofrece una lista de sugerencias de enlaces que están relacionados con nuestro historial.

Se hace útil la página de Nueva Pestaña incluyendo una lista de las pestañas cerradas recientemente, o un acceso directo al modo privado, e iniciar un Acelerador en base a alguna palabra del texto del Portapapeles que tengamos en ese momento.

Smart Bar, a modo de la “Awesome Bar” de Firefox, pero aportando un mayor control sobre las recomendaciones, añadiendo la opción de eliminar sugerencias como por ejemplo una que hallamos escrito mal anteriormente.

Más personalizable: la interfaz se hace más flexible, pudiendo mover las herramientas y botones (incluyendo los de “Actualizar” y “Detener” para colocarlos delante de la barra de direcciones), o ajustar la caja de búsqueda.

Otras funciones que ha incluido ahora y que ya tenía Firefox entre otros navegadores, es la posibilidad de restaurar sesión, así como la utilidad de búsqueda inmediata, similar a la extensión Peers para Firefox, sumando los resultados con imágenes si el proveedor lo permite.

Está claro que con respecto a la versión anterior se han esforzado en incluir ciertas innovaciones que pueden aportar interés tanto para el usuario como para la competencia, ya que habría que recordar que Firefox bebe en gran parte de las extensiones. De todas maneras queda pendiente para un futuro post la comparativa de rendimiento y adecuación de estándares entre Internet Explorer 8 Beta 2 y Firefox 3.0.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?