De la mano de Bioware y nos llegó en 2007 este título de rol y acción ambientado en una tierra basada en la mitología y tradición chinas, combinando lo mejor de ambos géneros y juntando en un mismo título filosofía, artes marciales y magia.

El título nos traslada al Imperio de Jade, un reino de ambientación oriental, bendecido con gran paz y prosperidad bajo el sabio mandato de su magnífico Emperador Sun Hai, cuya dinastía ha gobernado el reino durante cientos de años, manteniéndolo alejado de la barbarie de los pueblos que le rodean.

Jade Empire El Imperio de Jade

Pero cuando comienza el juego, la paz y prosperidad del reino se ven amenazadas por oscuros poderes que podrían sumir al mundo en la más profunda oscuridad. Será nuestro deber recorrer el Imperio para conseguir salvarlo, o por el contrario, condenarlo para siempre.

Nuestro personaje es un estudiante de un monasterio de artes marciales situado en el pueblo de Dos Rios, quien ha sido entrenado bajo la atenta mirada del maestro Li, aprendiendo los secretos del cuerpo, la mente y el espíritu. Pero un día, nuestro monasterio es atacado y nuestro maestro raptado, lo que nos obligará a abandonar el pueblo para dirigirnos al palacio Imperial para rescatarlo y salvar al reino por el camino.

El juego presenta un sistema de combate similar al de Fable, combinando teclado y ratón en combates en tiempo real, sin poder pausar y planificar, como es habitual en otros . En estos combates combinaremos, ya no solo técnicas y katas de artes marciales, sino también el uso de armas, el lanzamiento de poderosos hechizos y la posibilidad de transformarnos en increíbles criaturas que expandirán aun más nuestro poder. El juego presenta además un sistema de toma de decisiones similar al de Caballeros de la Antigua República, en el que deberemos demostrar la pureza de nuestra alma, tendiendo hacia la Senda de la Mano abierta si seguimos el camino del bien o a la Senda del Puño Cerrado, si por el contrario somos señores de lo malvado.

El juego adolece de ser algo corto, pero es sin duda un título que merece ser jugado, por lo interesante de su historia y por la belleza de su diseño y ambientación.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?