Sim Earth

Continuamos nuestro repaso a los juegos Sim con Sim Earth: The Living Planet. Este juego, aparecido en 1990, fue creado a la sombra del abrumador éxito que Sim City cosechó y también obtuvo una buena acogida en su lanzamiento.

Expandiendo aun más el concepto creado en Sim City, esta vez no gestionábamos una ciudad, si no un planeta entero. Para ello debíamos modificar los parámetros que definían al planeta, la densidad y composición de su atmósfera, la temperatura en la superficie, las masas de tierra que definirían el planeta y similar. Tras ello deberemos colocar diferentes formas de vida en el planeta y observar su evolución, siendo el desafío más difícil crear una especie inteligente que sea capaz de desarrollar una civilización. El control del planeta se lleva a cabo mediante un sistema de ventanas que permiten regular los gases, la deriva continental, las tasas de evolución de las especies del planeta… y mediante la colocación de diversos objetos que modifican lo que ocurre en la superficie, como el Monolito visto en 2001: Odisea en el Espacio, el cual también encontramos años más tarde en Spore y que incrementa la inteligencia de una forma de vida gracias al contacto con extraterrestres.

Además, como es lógico, la vida de nuestro planeta será azotada por diferentes desastres naturales, tales como huracanes, tsunamis y terremotos. Si llegamos a desarrollar una civilización se podrán generar plagas y polución o incluso una catástrofe nuclear.

Añadir que las especies que habitan el planeta están equilibradas, con lo que cualquiera de ellas puede evolucionar y crear una civilización.

La mecánica de terraformar el planeta y poblarlo de vida puede repetirse una y otra vez hasta que planeta muere, 10 mil millones de años después de su creación, este es el tiempo aproximado que se calcula que tendrá la Tierra cuando el Sol se convierta en una gigante roja y se expanda hasta destruirla.

Finalizaré comentando que el juego, como refleja su subtítulo The Living Planet, está creado basándose en los modelos de la teoría de Gaia de James Lovecock, la cual describe la Tierra como un único organismo formado por todo lo contenido en ella interactuando entre sí.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?