Sim Town

Habiendo hablado ya de SimCity, hoy os mostramos lo que es considerado como su versión para los más jóvenes de la casa, menos compleja pero con grandes cantidades de diversión que más tarden servirían de inspiración para MySims. Hablamos de SimTown.

En esta entrega, aparecida para Windows en 1995, nos pone en el papel del alcalde de una ciudad que todavía no ha empezado a construirse, enfrentándonos a un terreno totalmente vacio en el que deberemos colocar los edificios, carreteras y servicios que compondrán nuestra población.

El objetivo principal del juego es mantener a la población feliz, para ello tendremos que mantener un buen servicio de aguas, plantar árboles, sembrar granjas y mantener un programa de reciclaje funcional y adecuado. Cada uno de estos aspectos nos otorgará “créditos”, la cantidad de estos variarán en función del tamaño de nuestra ciudad y de lo que hayamos construido en ella. Si no se lleva cuidado con esto, nuestra ciudad pagará las consecuencias: los árboles morirán, los ríos se secarán y similar. Al contrario que en SimCity, no existe el dinero en SimTown, pudiendo construir libremente lo que nos apetezca (vigilando lo mencionado anteriormente).

Además, para mantener a nuestros ciudadanos felices, tendremos que garantizar que los adultos tengan un trabajo. Para ello deberemos construir lugares donde puedan trabajar, estos lugares (ya sean servicios públicos o empresas privadas) requieren un mínimo de personal para funcionar, si no decaerán; asimismo si hay una tasa alta de desempleo las casas irán quedándose vacías.

Todas las opciones y condiciones de la ciudad podían ser monitorizadas, además de poder crear a los residentes de nuestra ciudad, lo que nos dará conocimiento acerca de lo que ocurre en ella. Se completa con un periódico que nos irá informando de los acontecimientos más destacados de nuestra urbe.

En resumen, un interesante juego que no llega a los niveles de profundidad en los que SimCity se sumerge, pero que aun así cumple su propósito con el público más joven.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?