RealDVD

Real Networks, la empresa propietaria del conocido Real Player, acaba de presentar RealDVD, un software que copia DVDs en el disco duro para que podamos acceder a su contenido directamente desde él. En realidad no ha descubierto nada nuevo bajo el sol. Hace ya tiempo que funcionan decenas de programas que realizan esta misma tarea. El asunto es que, quién sabe si por tratarse de una empresa famosa o por una retorcida estrategia publicitaria, ha saltado la noticia de que la industria del cine y el entretenimiento estadounidense ha puesto el grito en el cielo y ha demandado a Real Networks por el programa de marras.

El argumento esgrimido por la industria es que facilita la vulneración de derechos de autor. Real Networks se defiende apelando al derecho del usuario a disponer de copias privadas y de seguridad para proteger su inversión, y argumenta que RealDVD cumple el acuerdo de licencia del DVD Copy Control Association, que limita y regula las condiciones para copiar DVDs. De hecho, a diferencia de la mayoría de programas de este tipo, la copia que RealDVD descarga en el disco duro lleva consigo una infección DRM que evita trasladarla a otro ordenador para verla en otra máquina.

Sorprende mucho que la industria del cine haya demandado a uno de los pocos desarrolladores de software que respetan el DRM. Puede haber ido a por la víctima más débil. Muchas veces sólo hay que hacerle un poco de caso a un matón para que éste se fije en ti y te dirija todos los palos. También puede estar dando palos de ciego. O puede que en todo esto haya publicidad encubierta para dar a conocer el programa y que la gente lo use.

Sea como sea, en el momento de publicar este post las descargas de RealDVD desde su web oficial aparecen como "no disponibles", a causa -según aparece en un mensaje- "de la reciente acción legal llevada a cabo por Hollywood contra nosotros". Mientras RealDVD y Hollywood arreglan sus problemillas yo seguiré usando programas como DVDFab HD Decrypter o AnyDVD, legales en casi todo el mundo y que no copian el dichoso DRM.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?