Los fracasos de Google

Google tiene en su haber grandes éxitos pero también estrepitosos fracasos. El próximo parece que va a ser Google+ por los movimientos de directivos y empleados ocurridos en la empresa en las últimas fechas.

Como todo el mundo sabe, Google se fundó en 1998 y revolucionó Internet con su sistema de búsquedas. Desde entonces su crecimiento ha sido exponencial y hoy ejerce un dominio sobre la red que nadie osa ni puede discutir. Hay quien la considera una compañía fenomenal y enrolladísima y hay quien también ve en ella un sinónimo de un más que peligroso monopolio. Lo que sin embargo nadie discute (bueno, quizá algún hooligan de Apple lo haga) es que se puede asociar Google al concepto de éxito: pasar de ser un proyecto de ir por casa de dos estudiantes de la Universidad de Stanford a ser una de las principales empresas del mundo sin necesidad de haber manufacturado nada puede considerarse un éxito.

Googleplex es el cuartel general de Google en California

Googleplex es uno de los mejores exponentes de la opulencia de Google

Los proyectos fallidos

Sin embargo la omnipresencia de Google en la red y en los móviles a través de Android suele enmascarar sus fracasos, que los tiene y sonados. El último de ellos apunta que va a ser Google+. La red social ha sido una gran apuesta de la compañía del buscador a la que se le han dedicado ingentes recursos humanos y monetarios. Pese a sus características que hacen que muchos la consideren un producto mejor que Facebook, no ha terminado de arrancar y tiene pinta de que va a abandonarse el proyecto (Vic Gundotra, director de Google+, ha abandonado la compañía y 1200 de sus empleados han sido recolocados). Pero este más que presumible fracaso no ha sido el primero... aquí tienes algunos de los más sonados:

  • Hello: el servicio para enviar imágenes a través de Internet y publicar en blogs echaba la persiana en mayo de 2008.
  • Google Lively: parecía que los mundos virtuales basados en Second Life iban a ser el futuro de Internet... nada más lejos de la realidad. Resultaron ser un fiasco con muy poca repercusión debido a que exigía toda la atención por parte del usuario para poder interactuar en ellos justo en el momento que despertaba el smartphone y se abría una era que integraba la tecnología en la vida real con total naturalidad. Se abandonó en 2008.
  • Google Buzz: el predecesor de Google+ no tuvo mejor suerte y en 2011 se dejó morir. Esta red social integrada con su servicio de correo pretendía ser la competencia de un Facebook que ya campaba a sus anchas para convertirse en el gigante de Internet que es hoy.
  • Google Reader: el agregador de noticias fue sacrificado en julio de 2013. Dejó huérfanos a miles de usuarios que, por suerte, pudieron (pudimos, vaya), migrar a otros servicios como Feedly. ¿La razón? Obligar al usuario a cambiar a Google Takeout.
  • iGoogle: pretendía convertirse en una especie de Netvibes en el que el usuario pudiese personalizar su pantalla de inicio añadiendo feeds de noticias. Fue cerrado en diciembre de 2013.

Estos son sólo 5 de los distintos servicios y proyectos que Google ha tenido que cerrar tras haber hecho fuertes apuestas debido a su escaso éxito en la mayoría de los casos. Pero también es cierto que la integración de servicios, precisamente a través de Google+, de Android o de su navegador, Google Chrome, ha forzado el cierre de muchos de ellos.

¿Tarde, mal y nunca? No siempre

A uno con Google le queda esa sensación de que es una empresa que llega tarde a muchos sitios, yendo a remolque de lo que hacen las demás y que trata de abarcar mucho más de lo que puede alcanzar. Con Google+, por ejemplo, ha sido así: ha tratado de imponer su modelo (incluso primando contenidos en los resultados del buscador de aquellos usuarios activos en la red social) para hacer frente, sobre todo, al exitoso modelo de Facebook.

Nexus es el teléfono de Google

Con mucho capital, eso sí, Google ha conseguido conquistar la informática móvil a través de Android

Sin embargo, los recursos generados por el buscador le han permitido apostar en su momento (aunque haya sido a golpe de talonario) por proyectos ya consolidados como YouTube y por otros en ciernes como Android. ¿Alguien conocía Android cuando fue adquirido por la empresa de Mountain View? Pues a base de invertir capital económico y humano ha conseguido el sistema operativo predominante en los dispositivos móviles. También Google Chrome, cuyo modelo de navegación ahora imita la competencia. Sobre las consideraciones éticas podemos hablar otro día... y sobre los fracasos de Apple o Microsoft también.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?