Dentro de la guerra de los navegadores, aparte de las necesarias mejoras en cuanto a rendimiento y optimización del sistema, así como las adecuaciones de estándares web, existe otro elemento a tener muy en cuenta: el que concierne directamente al usuario, la interfaz y sus diversas aplicaciones, que le hacen más agradable el trabajo y el ocio con su navegador, sea cual sea.

Los plugins realizan gran parte de este trabajo, y bien demostrado queda cuando nuevas versiones de un navegador toma de los plugins de otro las utilidades para aplicárselas al suyo (Opera de Firefox y viceversa, e Internet Explorer a su vez de estos dos). En este sentido, el navegador rey viene siendo desde hace tiempo Firefox, hasta tal punto que sin sus preciados añadidos se nos quedaría casi un poco cojo.

Igualmente existen tal cantidad de ellos, además de la velocidad con la que los desarrolladores los generan o actualizan, que no está de más hacer una recapitulación de los que consideramos más interesantes. Por distintos motivos -si bien empezaremos por algunos básicos-, también le dedicaremos espacio a otros que algunos consideran más bien caprichos pero que no dejan de hacer de una de las aplicaciones que más tiempo pasa corriendo en el sistema, algo verdaderamente personalizado, atractivo, útil y adaptado a las necesidades de cada usuario.

Vamos a iniciar pues una serie de posts para tratar de los plugins indispensables para Firefox, los más prácticos, los más interesantes, los más atractivos...

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?