Spyware

Entre los muchos tipos de Malware que existen también los hay que no están diseñados solo para dañar nuestros datos o a robar nuestras contraseñas, si no que están pensados para trabajar sin ser detectados recopilando información sobre nosotros o simplemente creándonos incomodidades que, pese a no ser peligrosas para nuestros datos, son muy molestas. Entre este tipo de Malware podemos destacar:

El Spyware o Software espía, está diseñado para ocultarse en nuestro ordenador, borrando todos sus rastros, y actuar en un segundo plano intentando no llamar la atención. Este tipo de Malware recopila información sobre nuestras acciones sin nuestro consentimiento, enviándola a usuarios que normalmente nos harán spam publicitario.

Los Worms o gusanos son otro tipo de Malware diseñado para infiltrarse en nuestro ordenador sin ser detectado. Parecidos a los virus este Malware modifica el sistema operativo para que lo ejecute al iniciarse, explotando las vulnerabilidades de nuestro sistema e intentando infectar a otros usuarios desde nuestro ordenador.

Este tipo de Malware explota todo tipo de vulnerabilidades y fallos del sistema, pudiendo desde modificar la apariencia gráfica de nuestro ordenador hasta obligarle a reiniciarse cada pocos minutos.

El Scumware o escoria es un tipo de Malware más específico. Estas aplicaciones infectan los sitios Web, a través de ordenadores y servidores, modificando su contenido y estructura sin permiso. El Scumware puede modificar nuestros banners de publicidad, agregar información falsa u ofensiva en nuestras páginas, añadir enlaces publicitarios sin permiso, etcétera.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?