Mezclar fotos

Con FaceMixer puedes mezclar fotos utilizando el efecto morphing. Aprende a combinar varias fotografías, por ejemplo rostros, para crear una imagen totalmente original y divertida.

El morphing es un efecto gráfico que adquirió gran popularidad durante la década de los años 90 pero que todavía hoy se mantiene vigente. Y lo mejor es que muchas aplicaciones y programas te permiten ponerlo en práctica sin requerir conocimientos avanzados o grandes prestaciones en materia de hardware.

Con este efecto especial conseguimos que un objeto se convierta en otro. Se usa sobre todo para crear efectos de transformación entre objetos, aunque es habitual verlo aplicado en rostros. Mezclar el retrato de dos personas diferentes puede dar como resultado una imagen híbrida única.

FaceMixer es uno de esos programas. Nada más abrirlo deberás elegir entre crear un nuevo proyecto o utilizar alguno ya creado. Marca la casilla correspondiente y usa el botón "Next" que hay en la esquina inferior derecha para ir al siguiente paso.

Crea un nuevo proyecto o abre uno ya creado

Lo primero es importar imágenes, ya sea del ordenador o tomadas en el mismo momento con la webcam. A través del botón "+" podrás localizar unos cuantos retratos para empezar a trabajar.

Importar nuevas imágenes en el programa
Truco: bajo la previsualización de cada imagen verás el directorio donde está alojada y tres botones. Dos de ellos permiten voltear la imagen en ambos sentidos mientras el tercero, con forma de engranaje, permite aplicar una gran variedad de filtros que te servirán para corregir o alterar su brillo, contraste, saturación...
Opción para aplicar filtros a las imágenes importadas

El siguiente paso es uno de los más importantes. Debes detectar los rasgos faciales de cada retrato original que quieras mezclar. El software utiliza un sistema de detección inteligente, pero si los resultados no te convencen usa el puntero para localizar manualmente esos puntos: ojos, nariz, boca, barbilla... Cuando termines pulsa "Next".

Detección de rasgos faciales en las imágenes originales

En línea con el proceso anterior, debes ajustar los puntos en las caras. La importancia de este paso es mucha, pues estos puntos determinarán la forma en la que se realizará la mezcla de imágenes. La tecnología de detección de FaceMixer te ahorrará mucho tiempo.

Añadir puntos para determinar cómo se realiza la mezcla

En la siguiente ventana es posible añadir las imágenes que hemos trabajado en los pasos anteriores a tu biblioteca personal. Sin embargo, lo interesante está en la última pantalla, "Face Mixing". Una vez hayas definido todos los puntos de tus imágenes el programa las mezcla automáticamente entre sí. Para jugar con el resultado sólo tienes que deslizar los controles "Feature" y "Shape" hasta encontrar el resultado que más te guste.

Resultado de la mezcla de rostros

Puedes guardar diferentes combinaciones haciendo uso del símbolo "+" así como aplicar filtros de imagen o sobreimpresionar textos. Con las opciones "Save" o "Save as..." del margen inferior guardas el proyecto completo de FaceMixer, pero si lo que quieres es exportar las imágenes (la composición, las imágenes fuente o las candidatas) debes usar el botón "Export" y elegir el directorio.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?