Navegadores

El culebrón del Windows 7 europeo ha dado un nuevo giro de 180 grados. Como sabréis, Microsoft había decidido crear una versión de Windows 7 sin Internet Explorer para que se vendiera exclusivamente en Europa, ante las críticas de la Unión Europea por posición monopolística. Iba denominarse Windows 7 E y, a pesar de estar capado, iba a costar más que en el resto del mundo.

Ahora el gigante de Redmond ha dado marcha atrás y ha optado por ofrecer una misma solución para todos: incluirá Internet Explorer pero dará a los usuarios la posibilidad de escoger entre varios navegadores.

Según la compañía, las razones del cambio radican en "las preocupaciones planteadas por los fabricantes de ordenadores y los asociados". Lo cierto es que el proceso era bastante complejo, especialmente en las actualizaciones desde versiones previas de Windows.

Ahora, la primera vez que tratemos de conectarnos a Internet nos aparecerá una ventana dónde podremos elegir el navegador que queremos. Tampoco hay que llevarse a engaño: la mayoría seguirá escogiendo el de Microsoft. A pesar de ser uno de los más malos, sigue siendo el navegador de referencia de mucha gente. Y sigue vigente aquello de que más vale malo conocido que bueno por conocer...

Lo que sí que no está nada claro es si las tarifas de Windows 7 se mantendrán en Europa, o si bajarán hasta corresponderse con las que Microsoft ha puesto en el resto del mundo.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?