Windows 7

El abuelo Windows XP podría convertirse en uno de los sistemas operativos más longevos de Microsoft. La razón estriba fundamentalmente en que tanto Vista como el futuro Windows 7 requieren equipos más potentes para funcionar a pleno rendimiento, y muchas empresas prefieren mantener sus viejos cacharros o comprar tecnología barata que lógicamente funciona mejor con el clásico XP.

Si Microsoft barajaba limitar temporalmente la posibilidad de bajar de Windows 7 a XP, entre 6 y 18 meses después del lanzamiento del sucesor de Vista, hoy confirmamos que la compañía mantendrá la disponibilidad de XP hasta abril de 2011, justo un año y medio después del lanzamiento de Windows 7, previsto para el 22 de octubre.

Durante este período de tiempo los fabricantes podrán seguir vendiendo equipos informáticos con XP y los usuarios podrán pedir que se "degrade" su PC a este sistema operativo si no les convence Windows 7.

Al igual que Vista, Windows 7 es un sistema operativo bastante superior al viejuno XP. Pero sigue teniendo unos requerimientos técnicos superiores, aunque en este aspecto haya mejorado bastante respecto a su predecesor.

La mayoría de equipos informáticos nuevos que se venden en la actualidad son totalmente compatibles con Vista y Windows 7, por lo que no tiene mucho sentido pedir que contengan XP. Pero aparte de las reticencias empresariales, para el gigante de Redmond será un problema convencer a los usuarios de netbooks y nettops, ordenadores "low cost" de poca potencia, que la versión de Windows 7 con limitaciones absurdas que tiene preparada para ellos será mejor que el clásico XP al completo o una flamante distribución de Linux.

Fuente: Computer World

Relacionados

Opiniones de los usuarios

  • Y como no nos ofrezcan un sistema operativo mejor que Windows 7 y con más compatibilidad con las aplicaciones, ya pueden ir ampliando la disponibilidad...

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?